COMPARTE

Luisa Quintero

La historia del genocidio cometido contra el pueblo armenio
en 1915 todavía no es aceptada por muchas naciones, entre ellas Turquía (la
principal acusada). Con el paso de los años aumenta la aceptación internacional
sobre los reclamos de ese país, y el rechazo contra los crímenes de guerra
cometidos durante ese período, afirmó el escritor Guillermo Cerceu.

Las violaciones de derechos humanos y los crímenes cometidos
contra un pueblo específico no prescriben en el tiempo, indicó Cerceu. Al paso
de las décadas, las leyes se van adecuando para reconocer los desmanes de unos
pocos contra una población conquistada, y el rechazo internacional va sumando
aliados a pesar de los reclamos de los países que se ven involucrados como
hostigadores de esas personas.

El escenario político no es indiferente ante las acusaciones
de Armenia contra el Ejército Turco y los desmanes cometidos durante la
ocupación del territorio de ese país entre 1915 y 1923, destacó el escritor
durante una conferencia en el Teatro Municipal. Las autoridades turcas se
vuelven más paranoicas pero durante 2015, son varias las naciones independientes
que se han pronunciado a favor de las víctimas que dejó la ocupación turca.

Cerceu manifestó que los hechos están a la vista y son los
historiadores y escritores los que han dado a conocer en los últimos años el
sufrimiento del pueblo armenio. El registro de los hechos y el maltrato contra
una población siempre será la mejor fuente, además de los testimonios, para dar
a conocer una verdad que los opresores quieren ocultar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.