COMPARTE


Los implicados podrían ser trasladados este sábado. (Foto Diario El Impulso)

El Tribunal Primero de Control de Lara, a cargo de Fran Molsalbe, imputó la noche del viernes en la audiencia oral de presentación los respectivos cargos judiciales para las cuatro personas presuntamente involucradas en el asesinato de la modelo larense Ángela Medina (22), y les fijó como sitio de reclusión la Comunidad Penitenciaria Fénix.

El Diario El Impulso informó en su página web que una vez escuchados los alegatos tanto de la Fiscalía Décima del Ministerio Público como de la Fiscalía Tercera, esta última en materia de defensa de la mujer, el juez dictó para el exnovio de Medina, David Emiliano Ramírez Salazar (21), el delito de homicidio intencional calificado por motivos fútiles y mediante alevosía, en grado de autor.

Mientras que a Mauricio José Villegas Hernández (40), Víctor Daniel Marín Córdoba (37) y Yoalbert José González Loyo (28) se les imputaron los delitos de homicidio intencional calificado por motivos fútiles y mediante alevosía, en grado de cooperadores inmediatos, y agavillamiento.

Este sábado estaba previsto el trasladado desde el Cicpc a Fénix. Jorge Hernández, abogado defensor, precisó que faltan evidencias culpatorias e inculpatoria que debe presentar el Ministerio Público. “Podemos estar en presencia de inocentes porque ninguna de las evidencias los vinculan con el hecho”, sostuvo.

Indicó que ahora se debe esperar 45 días para presentar la acusación, y 15 luego de este lapso se fija la audiencia preliminar para evacuar todas las evidencias. Acotó que participaron ocho abogados como defensa técnica.

Familiares de Marín Córdoba declararon a ese medio de comunicación que Ramírez estaría involucrando a personas “inocentes” en el crimen de la modelo, por razones que aún desconocen. “Nosotros no estábamos, que no estábamos David. Por favor aprovecha ahorita y habla”, decía entre llantos Víctor Marín, paralelamente Joalber González repetía: “di la verdad chamo, ahí están las cámaras, por favor. En ningún momento estuvimos ahí, por favor habla”.

“Ya la verdad está hablada, ya la verdad está hablada hermano”, murmuraba David Ramírez. “Se va a demostrar todito, todos los testigos saben que yo no estaba allí, yo no estaba allí presente” recalcaba Víctor Marín. Pero David Ramírez con un tono desafiante e imponente les contestó: ” Claro que sí, entre cielo y tierra no hay nada oculto”, toda la conversación surgió cuando ellos se encontraban dentro de la camioneta del Cicpc y fueron grabados por elimpulso.com.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.