AFP

En una carta
abierta, más de 150 médicos, científicos e investigadores internacionales alertaron este viernes que los Juegos Olímpicos de Rio, previstos para agosto, deberían ser trasladados o postergados debido al virus del zika.

Proseguir con la
idea de celebrar los juegos en Rio, la segunda ciudad más afectada en Brasil
por la crisis del zika, sería “irresponsable” y
“antiético”, argumentaron los especialistas.

“Nuestra mayor
preocupación es la salud mundial. La cepa brasileña del virus del Zika afecta la
salud de formas que la ciencia nunca había visto antes”, señala la carta,
firmada por expertos de Brasil, Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Noruega,
Filipinas, Sudáfrica, Turquía y Líbano, entre otros.

“Se toma un
riesgo innecesario cuando 500.000 turistas de todos los países acuden a los
Juegos, se exponen a la cepa y vuelven a sus casas, donde puede volverse
endémica”, afirman.

“Si eso ocurre
en los países más pobres (por ejemplo, en la mayor parte del sur de Asia y de
África), el sufrimiento podría ser muy grande”.

El zika puede
causar defectos de nacimiento como la microcefalia, que hace que los bebés
nazcan con una cabeza y un cerebro inusualmente pequeños.

Cerca de 1.300
bebés nacieron en Brasil con malformaciones irreversibles desde que el mosquito
Aedes aegypti, vector del dengue, comenzó a transmitir el zika el año pasado.

La Organización
Mundial de la Salud y las principales autoridades sanitarias de Estados Unidos
alertaron a las personas que viajan a Brasil que tomen precauciones para evitar
la picadura del mosquito. También alertaron a las mujeres embarazadas que se
abstengan de viajar a zonas donde circula el zika, como Rio de Janeiro.

Los Juegos
Olímpicos y Paralímpicos, que se celebran del 5 de agosto al 18 de septiembre,
“tendrán lugar durante el invierno brasileño, que es cuando hay menos
mosquitos activos y el riesgo de ser picado es menor”, dijo la OMS este
mes.

Pero en la carta
abierta, médicos e investigadores de las principales universidades del mundo
expresan su preocupación de que las autoridades no estén protegiendo a la gente
adecuadamente.

“Es antiético
correr este riesgo solamente por Juegos que pueden celebrarse de cualquier
manera, ya que sea en otra fecha o en otro lugar”.

 CONFLICTO DE INTERESES

La carta recomienda
a la OMS “realizar una nueva evaluación basada en evidencia” de la
situación en Brasil y de sus recomendaciones a los turistas.

Dado la gran
inversión financiera en juego, la carta cuestiona si la agencia de salud de la
ONU es capaz de emitir una opinión no tendenciosa sobre la situación.

De acuerdo al
documento, la entidad mundial puede no estar considerando adecuadamente las
opciones, que incluyen mudar los Juegos para un lugar donde no haya zika, o
postergarlos hasta que el virus esté bajo control. O cancelarlos.

“Nos preocupa
que la OMS rechace estas alternativas debido al conflicto de intereses”,
señala la carta.

“Específicamente,
la OMS entró en sociedad con el Comité Olímpico Internacional (COI), en un
Memorando de Entendimiento que permanece secreto”, asegura el texto,
pidiendo a la organización que divulgue este memo.

“No hacerlo
crea dudas sobre la neutralidad de la OMS”, señala.

 

Proseguir con la
idea de celebrar los juegos en Rio, la segunda ciudad más afectada en Brasil
por la crisis del zika, sería “irresponsable” y
“antiético”, argumentaron los especialistas.

“Nuestra mayor
preocupación es la salud mundial. La cepa brasileña del virus del Zika afecta la
salud de formas que la ciencia nunca había visto antes”, señala la carta,
firmada por expertos de Brasil, Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Noruega,
Filipinas, Sudáfrica, Turquía y Líbano, entre otros.

“Se toma un
riesgo innecesario cuando 500.000 turistas de todos los países acuden a los
Juegos, se exponen a la cepa y vuelven a sus casas, donde puede volverse
endémica”, afirman.

“Si eso ocurre
en los países más pobres (por ejemplo, en la mayor parte del sur de Asia y de
África), el sufrimiento podría ser muy grande”.

El zika puede
causar defectos de nacimiento como la microcefalia, que hace que los bebés
nazcan con una cabeza y un cerebro inusualmente pequeños.

Cerca de 1.300
bebés nacieron en Brasil con malformaciones irreversibles desde que el mosquito
Aedes aegypti, vector del dengue, comenzó a transmitir el zika el año pasado.

La Organización
Mundial de la Salud y las principales autoridades sanitarias de Estados Unidos
alertaron a las personas que viajan a Brasil que tomen precauciones para evitar
la picadura del mosquito. También alertaron a las mujeres embarazadas que se
abstengan de viajar a zonas donde circula el zika, como Rio de Janeiro.

Los Juegos
Olímpicos y Paralímpicos, que se celebran del 5 de agosto al 18 de septiembre,
“tendrán lugar durante el invierno brasileño, que es cuando hay menos
mosquitos activos y el riesgo de ser picado es menor”, dijo la OMS este
mes.

Pero en la carta
abierta, médicos e investigadores de las principales universidades del mundo
expresan su preocupación de que las autoridades no estén protegiendo a la gente
adecuadamente.

“Es antiético
correr este riesgo solamente por Juegos que pueden celebrarse de cualquier
manera, ya que sea en otra fecha o en otro lugar”.

 CONFLICTO DE INTERESES

La carta recomienda
a la OMS “realizar una nueva evaluación basada en evidencia” de la
situación en Brasil y de sus recomendaciones a los turistas.

Dado la gran
inversión financiera en juego, la carta cuestiona si la agencia de salud de la
ONU es capaz de emitir una opinión no tendenciosa sobre la situación.

De acuerdo al
documento, la entidad mundial puede no estar considerando adecuadamente las
opciones, que incluyen mudar los Juegos para un lugar donde no haya zika, o
postergarlos hasta que el virus esté bajo control. O cancelarlos.

“Nos preocupa
que la OMS rechace estas alternativas debido al conflicto de intereses”,
señala la carta.

“Específicamente,
la OMS entró en sociedad con el Comité Olímpico Internacional (COI), en un
Memorando de Entendimiento que permanece secreto”, asegura el texto,
pidiendo a la organización que divulgue este memo.

“No hacerlo
crea dudas sobre la neutralidad de la OMS”, señala.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.