COMPARTE
Gregorio Riera || rieragregorio@gmail.com 

¿Se recuerdan de aquellas frases: “pega Betulio, upper de Betulio, jab de Betulio, directo de Betulio… ¡se cae Betulio!”? Era una transmisión de un combate de nuestro triple campeón mosca Betulio González. Esta semana los venezolanos hemos vivido una festividad de espíritu; no solo satisfecha por haber ganado la Asamblea Nacional. El jolgorio se sustenta en volver a mirar corbatas en la Asamblea, desaparecer símbolos fatuos, como retratos e imágenes no acordes con la majestad ni el significado histórico del Palacio Legislativo, en haber cristalizado la esperanza de promover el rescate de la economía y la justicia. 

Pero, hay que hacer un alto para evaluar lo logrado. Falta mucho por rescatar y no embriagarnos con el cóctel de bienvenida. Para el resurgimiento de la nación será necesario alcanzar a los otros poderes y hacer que cumplan las funciones para las cuales existen. Será cuando podremos echar a andar los programas en las áreas económica, educativa y social, vitales para engranar todo lo que conforma un verdadero país. Hoy necesitamos más MUD que nunca. Nos toca luchar políticamente contra un monstruo herido. Nos ocurrió en los 60, cuando el pacto de Punto Fijo permitió combatir y vencer a la guerrilla, inspirada y soportada por el Castrocomunismo. Hoy esos guerrilleros son gobierno con el mismo tutor. Es cuando más se necesita el “Pacto Venezuela”, para continuar desmembrando a este régimen con estrategias y acciones en diversos campos de la acción política, y no dejarnos engañar por los primeros fuegos artificiales que nos han hecho aplaudir en esta semana. 

El reto es muy largo. No podemos permitir que desafueros, exageraciones, prepotencia o atropellos nos desvíen del objetivo mayor: El país con todas sus instituciones y poderes. ¡No nos vaya a pasar lo de Betulio…!




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.