BEATRIZ ROJAS/@rojas_beatriz

En opinión de Santiago Rodríguez, coordinador nacional del partido
Progreso, la reducción de la jornada laboral no solo persigue dilatar los
procedimientos para la activación del referéndum revocatorio
, sino también
frenar el desarrollo del país al tiempo que estrangula la gestión de las
alcaldías, que están obligadas a pagar más a sus empleados sin prácticamente
tener ingresos
, porque muchas empresas están cerrando.

Estas medidas, alertó Rodríguez, pertenecen a una estrategia sistemática del
Gobierno para reducir a sus adversarios políticos pasando por encima de la
voluntad del pueblo
que de manera avasallante, decidió por el cambio en la
pasadas elecciones parlamentarias.

Indicó además que con esas medidas se juega a la asfixia de las
gestiones regionales cortando las venas que alimentan las alcaldías. “Esos
cortes, aumentos y días no laborables le propinan un knock out a las empresas
.
De esta manera, merma la capacidad de ingresos por concepto de recaudación de
impuestos en los municipios, con la finalidad de cercenar sus autonomías”.

El cierre de Polar por falta de materia prima es una de las consecuencias
de las medidas absurdas y peligrosas del Ejecutivo nacional, que solo buscan
controlar los brazos económicos que trabajan para contribuir con el desarrollo
sustancial del país, expuso.

Refirió que por sus elevadas potencialidades como fuerza productiva
debido a su zona industrial, Valencia, por ejemplo, ha sido por excelencia, un
importante motor productivo y una ciudad con grandes posibilidades para aportar
crecimiento económico debido a su capacidad de recaudación. Sin embargo, los
ingresos por concepto de impuestos han disminuido a un nivel alarmante.

Sobre la autonomía, el coordinador de Progreso señaló que la
descentralización y la devolución de competencias a las alcaldías, acompañada
de una ley de servicios, con generación de recursos propios para la
sostenibilidad de las regiones, son las medidas que garantizarían de manera
segura y expedita, la independencia financiera y política a los municipios. No
obstante, se siguen golpeando a los sectores más productivos.

Santiago Rodríguez señaló que no hay que ceder espacios y llamó a los
ciudadanos a estar alerta sobre las medidas que el Gobierno toma contra el
empresariado y las gestiones de oposición, porque no se trataría solo de un
juego político, sino de acciones del Ejecutivo para controlar al pueblo y sus
recursos de manera indefinida. “El Gobierno no está trabajando en beneficio del pueblo, solo defiende
sus banderas políticas para perpetuarse y no está interesado en el desarrollo
de las regiones, por lo que no le conviene que las gestiones municipales tengan
autonomía”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.