(Foto Archivo)

Ana Isabel Laguna || alaguna@el-carabobeno.com

Así como el desabastecimiento en Venezuela afecta la mesa y la salud, ahora también la vida íntima de las personas. La acentuada escasez de preservativos estaría potenciando el aumento de enfermedades de transmisión sexual y los riesgos de embarazos no deseados. Ya se registran repuntes de ETS, sobre todo en casos de sífilis, gonorrea, clamidia y del Virus de Papiloma Humano, esta última afección causante del cáncer cervicouterino, el cual es considerado la tercera causa de muerte en la mujer venezolana, según el más reciente Anuario de Estadística y Epidemiología del Ministerio del Poder Popular para la Salud. En recorrido realizado por ocho farmacias de Valencia, se pudo verificar que en cuatro no había preservativos y en las otras poca existencia y variedad. Las marcas reconocidas estaban ausentes, algunas pasaron a costar más del doble y los asiduos de los mercados virtuales reportan que una caja de 36 preservativos llegó a cotizarse en 4 mil 760 bolívares.

Las únicas formas de evitar alguna ETS (enfermedad de transmisión sexual) es manteniendo una pareja estable; la abstinencia o usar los preservativos, aseguró el médico ginecólogo y oncólogo Humberto Acosta, del Hospital de Clínicas Caracas, institución que arribó a sus 32 años de creada y tomó como uno de los temas centrales de sus jornadas la “reemergencia” de estas afecciones.

Hombres y mujeres infectados por igual

Acosta atribuye que estos repuntes también puedan deberse a que hay mayor libertad sexual (libertinaje) y menos educación; tanto en hombres como en mujeres, porque se están presentando en igual proporción en ambos géneros. Y aunque suele creerse que se gestan más en jóvenes y en personas promiscuas, como dato curioso reveló que en Venezuela registran aumentos en hombres y mujeres con más de 55 años.

“Sangrado vaginal, la leucorrea, que se manifiesta como una secreción acuosa abundante por los genitales, dolor con las relaciones sexuales, son los principales síntomas de la enfermedad. Sin embargo, en ocasiones la paciente pudiese estar asintomática y descubrirse la patología durante su control ginecológico”, expresó el médico Alejandro Aure, coordinador científico de Sanitas Venezuela.

Aure alentó que a pesar de que el VPH encabeza la lista, no necesariamente todas las afectadas desarrollarán cáncer. “La mayoría de las personas posee mecanismos inmunológicos que controlan el virus. 30% de las infecciones por VPH se curan solas y si se detectan a tiempo así tengan lesiones de alto grado se tratan para evitar que lleguen a cáncer en 10 o 15 años”.

Debido a que las mujeres venezolanas siguen muriéndose de cáncer de cuello uterino urge una campaña educativa permanente y constante. Hoy es el día mundial de la lucha contra este padecimiento. “Toda mujer una vez que se inicia en la actividad sexual debe chequearse una vez al año; el ginecólogo le indicará la citología cuando le corresponda; así nunca hará cáncer de cuello uterino, y en caso de aparecer alguna lesión se le puede congelar, cauterizarla o extirparla con radiofrecuencia, lo cual se hace de manera ambulatoria”, precisó el doctor Acosta.

La vacuna del VPH

Existen 100 tipos diferentes del VPH y 87 son de bajo riesgo, señaló Acosta. No producen lesiones o solamente verrugas o cadillos que se adquieren por frotación o fricción -es decir si usted tiene un cadillo en la mano y se frota sus genitales se puede contaminar; o también al niño cuando la madre lo tenga en sus manos y lo infecte. Y si un hombre las tiene en la mano o en pene y tiene relaciones sexuales con su compañera también la contaminará e igual si es ella”.

El método de prevención más eficiente contra el VPH es la vacuna, aprobada en 2006 por la FDA (Agencia Americana de Alimentos y Medicamentos). Aún no aprobada por el gobierno venezolano. De aplicarse, como en otros países donde forma parte del programa de inmunizaciones a partir de 11 años, se disminuiría a futuro entre 70% y 80% de los cánceres; “de modo que cuando empiecen en la actividad sexual tengan buenas defensas; aunque igual se van a contaminar, los jóvenes que se están iniciando precozmente”, afirmó.

Y aunque se logre incorporarla, tampoco se deben abandonar los programas actuales de citologías y pesquisas, porque -primero- ya un grupo considerable de jóvenes está contaminado y -segundo- hay un porcentaje (20 a 30%) no protegida. Para el doctor Alejandro Aure, hay etapas de la vida como la adolescencia en que se es más propenso, porque el cuello uterino está más vulnerable a contraer la infección. Personas con múltiples parejas sexuales, consumo de tabaco y elevada paridad son más propensas a padecerla.

Las otras ETS en ascenso

* La Clamidia, otra de las ETS en aumento en el país, según el doctor Acosta. Gran porcentaje de los hombres no manifiesta síntomas, algunos sólo secreción como moco y otros una “uretritis” (inflamación de la uretra con mucho ardor al orinar y secreción purulenta). En las mujeres, algunas llegan a presentar inflamación en el cuello del útero, por lo que produce más flujo. Lo riesgoso es que ascienda al útero y a las trompas uterinas y la mujer quede con secuelas graves como dolor crónico de vientre, infertilidad y si sale embarazada que sea ectópico (fuera del útero). “En Venezuela, 50% de las mujeres que son estériles es por lesión de las trompas”.

* El gonococo (la gonorrea), prosigue la lista de “reemergencia”. En el hombre produce una uretritis, que puede llegar infectar la próstata (prostatitis). En la mujer, puede que no tenga síntomas o cuando los tiene parezca clamidia: inflamación severa en cuello uterino, mucha secreción o pus y asciende también a trompas y el útero. Es muy común que la clamidia y el gonococo “anden juntos”.

* La sífilis, también en auge, tanto en hombres como en mujeres. Generalmente no duele, aparecen unas “llaguitas” (chancros blandos) y ganglios en la ingle (adenopatías). Y a los tres meses brotan lesiones en todo el cuerpo, curiosamente en palmas de las manos y pies. Si no se trata con los años provoca daños en la aorta y hasta en el cerebro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.