COMPARTE

EFE

Centenares de integrantes del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), brazo político del Partido Libertad y Refundación (Libre) que lidera el expresidente de Honduras Manuel Zelaya, protestaron este jueves en varias ciudades del país con cierres de vías y quema de llantas.

La protesta inició a las 06:00 hora local (12.00 GMT) para exigir la instalación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (Cicih), el cese de la corrupción, tierra para los campesinos y reformas a la Ley Electoral, entre otras demandas, dijo a periodistas el dirigente Rafael Alegría.

Alegría es diputado ante el Parlamento hondureño por Libre, partido que surgió después del derrocamiento de Zelaya en junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales que la ley le impedía.

En Tegucigalpa, los manifestantes que coreaban consignas contra el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández y se apostaron en grupos pequeños en varios sitios de la ciudad bloqueando bulevares, puentes y calles céntricas, lo que provocó un embotellamiento de tráfico.

En el oriente de la ciudad, en la carretera que conduce hacia el departamento de El Paraíso, colindante con Nicaragua, muchas personas que venían para su trabajo y estudiantes de colegios, entre otros, caminaron largos tramos para llegar a su destino.

Otro de los manifestantes, Jary Dickson, también diputado de Libre, le dijo a los policías que si eran desalojados de ese sitio se irían con la protesta a otro sector de la ciudad y le pidió a uno de los oficiales que les dejaran seguir en la manifestación durante una hora.

“Yo estoy de acuerdo con que protesten, pero si no llego puntual a mi trabajo me pueden despedir o quitar el día de salario“, indicó a Efe Estela Rápalo, quien dijo ser asistente de contabilidad de una empresa ferretera.

Un estudiante, Rogelio Bobadilla, de un colegio privado de educación media, dijo que no podía perder sus clases y que se había bajado del autobús en el que se dirigía para el centro de la ciudad porque estaba cerrado el paso, y que en el otro extremo buscaría la forma para llegar a su centro de estudios.

Sobre la protesta dijo que las apoya “todas”, aunque “con violencia no se resolverá nada en Honduras”.

La Policía Nacional, con apoyo de la Policía Militar de Orden Público intentaron en varios sitios desalojar a los manifestantes, lo que derivó en forcejeos y empellones sin llegar a extremos violentos.

En uno de los puentes de Tegucigalpa los cuerpos policiales hicieron retroceder a los manifestantes, quienes se fueron a otro paralelo cercano a la sede del Parlamento a seguir con su protesta.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) suspendió las clases hasta que se normalizara la situación en la capital.

En San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras, en uno de los sitios la protesta fue de decenas de conductores de taxis que con sus unidades paralizadas en un bulevar exigían la reparación de un tramo de una calle.

En otras ciudades del país también ha habido protestas, que no llegaron al “paro nacional” que habían anunciado el miércoles dirigentes del FNRP.

La Resistencia Popular rechaza un diálogo que promueve el Gobierno que preside Hernández para tratar temas como el combate a la corrupción y la impunidad, que han venido acompañando las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.