COMPARTE


(Foto Archivo)

Dayrí Blanco

La escasez se ha instalado en todos los rincones del país. Es un fenómeno que obliga a cambiar la planificación habitual de las personas. Salir a comer al lugar de costumbre puede convertirse en una opción descartada. La reducción de platos en los restaurantes es una nueva realidad que impacta de forma negativa los ingresos de los establecimientos, donde los precios han aumentado hasta en 100% desde enero, y la cartera de clientes ha disminuido.

Los comercios que enfocaban su oferta de venta en personas jurídicas que adquirían productos al mayor ya no existen. Ese mecanismo de compra por cajas o bultos de alimentos parece haberse extinguido. Propietarios de negocios de comida deben realizar el ya acostumbrado peregrinaje para abastecer el inventario de sus cocinas.

Manuel Peñaloza tiene 14 años con un restaurante de almuerzos en la avenida Bolívar Norte de Valencia. Desde mediados de 2013 comenzó a cambiar el menú a diario, y a reducirlo de 15 platos a tan solo 5. “Debo vender lo que consigo. Compro y después me siento a planificar las comidas”. Ya no puede complacer a sus clientes más exigentes que le pedían más de dos contornos. “Esa época de bonanza se acabó”.

Antes solía ofrecer tres tipos de ensalada. El alto costo de legumbres y vegetales se lo han impedido. Se limita a uno o lo sustituye por otro complemento como plátano, que por lo general lo consigue a buen precio.

Para el chef Ludovico López salir a comprar los ingredientes que necesita para su negocio, representa un atentado para el bolsillo. Lo primordial en cada plato, que es carne, pollo y pescado, ha triplicado su valor durante los últimos meses.

Comida Especializada En Aprietos

Hay otros establecimientos que han recibido el impacto de la escasez mucho más fuerte.

Valy Cristiano es gerente de finanzas de un restaurante gourmet. La especialización de sus comidas requiere productos importados que no se encuentran fácilmente. Los proveedores habituales ya no les despachan. Y cuando los consigue debe pagar hasta el triple de lo que de-sembolsillaba a comienzos de 2014, porque son comprados en dólares y comercializados en bolívares.

Ella explicó que cada semana llegan los alimentos con un precio distinto. “Han aumentado desde enero en 70%, eso nos obliga a incrementar los precios de los platos, pero no al mismo ritmo porque sería incomodo para el cliente”. Los ingresos en este establecimiento han disminuido considerablemente.

Insumos Escasos

Pero en un restaurante no solo se necesitan los ingredientes de los platos que se preparan. Para un óptimo funcionamiento requieren de otros artículos como servilletas, jabón líquido y productos de limpieza que están ausentes en los anaqueles. Comprar el gas es otra tarea que se les complica. Luis Valbuena tuvo que contratar a un motorizado que dos veces a la semana se encarga de comprarle las bombonas que necesita. Esto le ha incrementado la estructura de costos.

La reposición de mantelería no ha sido posible este año. La industria textil tiene serias fallas de producción que se los ha impedido. Lo mismo ha sucedido con la platería. No ha sido cambiada.

En el local de Cristina Ortiz el aire acondicionado presentó una falla hace un par de semanas. El técnico le explicó que el compresor se había dañado, él podía hacer la instalación, pero ella debía conseguir el repuesto. Los días siguen pasando y su restaurante continúa con la santamaría abajo. “El repuesto no se consigue en ningún lado, y así no puedo abrir”. Pensó en comprar un equipo nuevo, pero la escasez también se ha hecho presente en negocios de electrodomésticos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.