COMPARTE


El siniestro cobró 150 vidas. (Foto Archivo)

EFE

Los 150 fallecidos en el accidente del avión de la aerolínea Germanwings que se estrelló en marzo pasado en los Alpes franceses han sido ya identificados, por lo que la Fiscalía anunció este martes que ha dado luz verde a su inhumación.

Los restos rescatados de la escarpada zona donde fue estrellado el avión serán entregados a sus familiares, indicó la Fiscalía de Marsella, responsable de la investigación judicial.

En un comunicado, el fiscal de Marsella, Brice Robin, informó de que ha validado el trabajo de la comisión de identificación que se reunió el pasado día 15 en esa ciudad del sureste francés.

“Los 150 certificados de deceso han podido ser firmados, así como los 150 permisos de inhumación”, señaló el representante del Ministerio público.

Los actas de defunción, agregó, fueron rubricadas por el alcalde de la localidad de Prads Haute Bleone, en cuyo término municipal se produjo el choque del A320 el pasado 24 de marzo.

Una copia de estos certificados, traducidos a diversas lenguas, fue entregada a los representantes de la aerolínea Lufthansa, propietaria de Germanwings, “con el fin de permitir la repatriación” de los cuerpos de las víctimas y la entrega a sus familias, precisó la Fiscalía.

El final de las identificaciones se produce casi dos meses después del accidente, tal y como habían previsto las autoridades encargadas de estas labores.

La búsqueda de restos humanos en el lugar del siniestro se dio por terminada una semana después del mismo.

El pasado 2 de abril, los investigadores señalaron que tenían identificados 150 perfiles genéticos diferentes, por lo que solo restaba atribuir cada uno de ellos a la correspondiente víctima.

Para ello, la comisión de identificación trabajó con las muestras de ADN enviadas por los familiares, pero también con los objetos encontrados en las proximidades y con otros elementos en los casos que fue posible.

Aunque la Fiscalía se había comprometido a ir avisando paulatinamente a cada familia de la identificación de los restos de sus allegados, Robin precisó que la entrega de los cuerpos no se haría hasta que terminaran los trabajos de la comisión creada al efecto.

El avión, que cubría la línea entre Barcelona y Düsseldorf (Alemania), se estrelló algo más de una hora después del despegue de la ciudad española.

Según los primeros elementos de la investigación, Andreas Lubitz, el copiloto del mismo, efectuó maniobras para estrellarlo de forma voluntaria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.