COMPARTE


La sala de emergencia está congestionada. (Foto El Carabobeño)

Luisa Quintero || lquintero@el-carabobeno.com

Los problemas de abastecimiento de alimentos parecen golpear a todos los venezolanos por igual, incluso a las personas enfermas. Y es que los retrasos en despachos de alimentos han ocasionado la dotación irregular de comidas a pacientes pediátricos y adultos recluidos en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET).

Una trabajadora del área de cocina, que prefirió no ser identificada, comentó que la red Pdval, encargada del suministro a este centro asistencial, ha presentado problemas en el despacho desde hace una semana. Para el miércoles se esperaba un camión para reponer las existencias agotadas, pero no llegó.

Esta situación dejó sin las comidas completas a los pacientes recluidos en la emergencia de adultos y el Hospital de Niños Dr. Jorge Lizarraga durante el miércoles, destacó la empleada. En la mañana solo se pudo dar un vaso de cereal, al mediodía jugos naturales y galletas pero para la noche no había nada que ofrecer a los pacientes, lo que molestó a los familiares de escasos recursos.

Para este jueves se espera que Pdval proporcione los alimentos necesarios para cumplir el compromiso con los pacientes. Se pudo conocer que una dieta normal en la CHET puede constar de arroz, carne, pollo o pasta además de los jugos de frutas o de cereales, pocas veces se sirven ensaladas, detalló la trabajadora. Para las personas con dietas especiales se cumplen los requerimientos instruidos por los médicos tratantes.

Al parecer, las fallas también alcanzarían a los niños que requieren de fórmulas especiales de alimentación, aunque su despacho no depende de la misma empresa. Algunos padres y madres de escasos recursos han tenido que revisar sus bolsillos y comprar fórmulas por la escasez que se registra en el recinto pediátrico durante los primeros días del año.

Madres Alarmadas

Milagros Hernández es madre de un varón con ocho días de nacido. Denunció que su hijo debe compartir una camilla con un niño de dos años que padece de neumonía por la falta de espacio en el área.

Además, debe compartir la habitación con otros cuatro recién nacidos, señaló Hernández.

No es la única madre afectada pues casi todos los cuartos están en iguales condiciones.

Los gastos en exámenes sanguíneos especiales y las comidas de los que permanecen al cuidado del infante golpean fuerte su bolsillo.

Se intentó conversar vía telefónica con el presidente de Insalud, Raúl Falcón, para verificar esta situación pero no se logró la comunicación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.