Neidy Rosal, en nombre de la Fracción Parlamentaria de Proyecto Venezuela
(Prove) en el Consejo Legislativo de Carabobo (CLEC), expresó su mayor
solidaridad con las más de 300 familias que laboran en el diario El Carabobeño
por la situación adversa que están pasando
, debido a la negativa del Gobierno
Nacional de venderles las bobinas de papel periódico que necesitan para seguir
circulando. 

“La actitud del gobierno y de quienes dirigen el Complejo Editorial Maneiro
solamente busca obligarnos a leer una única corriente de informaciones
convenientes para los personeros del Ejecutivo, lo que sin duda alguna
representa un atentado frontal contra la libertad de expresión en nuestro
país”,
destacó Rosal, quien también habló en nombre de los legisladores: Julio
César Rivas, María Victoria Rodríguez, José Tabares y Karelly Lizarraga, todos
miembros del Bloque Parlamentario de Proyecto Venezuela en Carabobo.

También calificó como “inaceptable el chantaje” al que el
gobierno quiere someter a los medios de comunicación social en Venezuela
, a
cambio de entregarles papel periódico. El Carabobeño no es un diario cualquiera
–dijo Rosal-, es un sentimiento y un patrimonio de todos los ciudadanos.

Finalmente, Rosal lamentó que El Carabobeño en este momento no haya podido
mantener los programas editoriales Suplemento Infantil Suplemento Médico,
Suplemento Industrial y el Programa Educativo Prensa-Escuela
, que era una
herramienta para que los estudiantes en edad escolar desarrollaran el
pensamiento crítico, “eso va contra la libre educación de nuestros hijos”.

Prensa Prove




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.