COMPARTE


La mandataria tuvo que pedir licencia para sentarse. (Foto EFE)

EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo sentirse “muy bien” tras haber sufrido una caída de presión al final del acalorado debate en televisión que protagonizó hoy con el líder opositor Aécio Neves, su rival en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil.

“Tuve una ligera caída de presión, pero estoy muy bien. Quiero agradecerle a todos la preocupación”, aseguró la jefe de Estado en un mensaje en su cuenta de Twitter, luego de que las imágenes del malestar se tomaran las redes sociales.

La mandataria tuvo que pedir licencia para sentarse en el momento en que concedía una entrevista al salir del debate televisivo, en el que intercambió duros ataques con el líder opositor, con quien está técnicamente empatada en los sondeos de intención de voto para la segunda vuelta del 26 de octubre próximo.

La jefe de Estado, que llegó a decir palabras sin sentido y tuvo dificultades para concluir su raciocinio en la entrevista en la que se sintió mal, aceptó proseguir luego de descansar sentada por unos tres minutos y beber un baso de agua.

La propia mandataria admitió en el momento que lo estaba pasando mal y que tenía la presión baja.

Rousseff, de 66 años, fue operada en 2009 por un cáncer linfático y consiguió extirpar totalmente la enfermedad mediante un tratamiento de quimioterapia.

Durante la intensa campaña para las elecciones presidenciales tan sólo se ha aquejado de la pérdida de voz en algunas ocasiones.

El malestar se produjo tras un duro debate en el que ambos candidatos cruzaron duras críticas y acusaciones, que incluyeron alusiones a la vida personal y la de sus familiares.

Los dos candidatos protagonizarán otros dos debates, el último de los cuales en el canal Globo, el de mayor audiencia del país, el 24 de octubre, dos días antes de las elecciones.

Según los analistas, los debates serán decisivos entre los electores indecisos en una campaña totalmente imprevisible, en la que ambos candidatos, según los últimos sondeos, están técnicamente empatados, con una ligera ventaja para Neves (51 %) sobre Rousseff (49 %).

En la primera vuelta, la mandataria fue la vencedora, con el 41,59 % de los votos, frente al 33,55 % obtenido por su rival.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.