COMPARTE

AFP

Dos días después del derribo de un avión militar ruso por
F-16 turcos en la frontera siria, Rusia adoptó este jueves represalias
económicas contra Turquía, e insinuó que este país no combate al grupo Estado
Islámico.

El incidente es el más grave desde que Rusia iniciara el 30
de septiembre su intervención en Siria, pero ambos países descartan una
escalada militar en la región.

Sin embargo, las autoridades de Moscú, muy molestas por la muerte
de dos militares rusos (uno de los dos pilotos del aparato y un soldado de
tropas de élite que participaba en una operación de rescate) han decidido tomar
represalias económicas.

Entretanto, el presidente ruso Vladimir Putin se quejó este
jueves de no haber recibido aún las “disculpas” de Turquía por el
derribo del avión.

Pero el ministro turco de Exteriores Mevlut Cavusoglu
respondió poco después que su país no se disculpará por un asunto en el que
“tenemos razón”. Turquía mantiene que el avión ruso derribado violó
su espacio aéreo.

El cruce de reproches no acabó ahí. Putin criticó este
jueves a quienes “cubren el tráfico de petróleo, de seres humanos, de
droga y de armas”.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan negó esas
acusaciones rusas insinuando que su país colabora o comercia con el grupo
Estado Islámico (EI), y aseguró que es “claro” el compromiso de
Turquía de luchar contra el yihadismo.

El presidente turco desafió asimismo a Rusia que demuestre
sus acusaciones de que compra el petróleo del EI. “Los que nos acusan de
comprar el petróleo de Dáesh (acrónimo en árabe del EI) tienen la obligación de
probar sus acusaciones”, dijo Erdogan.

Represalia económica

En medio de esta tensa retórica, el primer ministro ruso,
Dimitri Medvedev, pidió el jueves a su gobierno que elabore medidas de
represalia económica contra Ankara, después del “acto de agresión” de
Turquía.

Esas medidas afectarán el comercio, las inversiones, el
empleo de mano de obra, el turismo, el transporte aéreo o el ámbito cultural,
precisó el jefe de gobierno durante un consejo de ministros emitido en
televisión.

Rusia anunció el jueves que reforzará sus controles sobre
los productos agrícolas y alimentarios turcos, aduciendo violaciones de las
normas sanitarias.

Turquía es un gran exportador de frutas y verduras y un
importante proveedor de Rusia.

Desde hace años, Rusia es acusada de tomar decisiones de
orden sanitario en función de sus posiciones geopolíticas. Así, desde el año
pasado impone un embargo sobre la mayor parte de los productos alimentarios de
los países occidentales que le infligen sanciones por el conflicto ucraniano.

Por otro lado el ministro ruso de Exteriores Serguei Lavrov
desaconsejó a los rusos que viajen a Turquía, uno de sus destinos turísticos
favoritos, alegando la amenaza terrorista. Unos tres millones de rusos visitan
anualmente Turquía.

Cólera en Rusia

Además, se multiplican las manifestaciones de cólera en
Rusia: lanzamiento de piedras contra la embajada de Turquia en Moscú, proyecto
de ley para penalizar la negación del genocidio armenio y, según la prensa
turca, visitantes turcos rechazados en el aeropuerto de la capital rusa.

Ankara multiplica sin embargo los gestos para rebajar
tensiones, y descarta una escalada, que sus aliados de la OTAN le han
desaconsejado.

Según el diario turco Yeni Safak,  Erdogan desearía reunirse con Putin el 30 de
noviembre en París, en la cumbre del clima, pero el portavoz del Kremlin
Dimitri Peskov dijo que nada de esto está previsto de momento.

Ankara y Moscú están enfrentados en el conflicto sirio, que
ha dejado más de 250.000 muertos desde 2011. Rusia, con Irán, constituye el
último aliado del régimen de Bashar Al Asad. En cambio el presidente turco
exige que Asad deje el poder.

Respecto a las circunstancias del incidente, cada parte
mantiene su versión: Rusia asegura que no hubo violación del espacio aéreo
turco, y Ankara defiende lo contrario, y que hubo reiteradas advertencias al
avión.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.