El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP),
Pierre Manigault, lamentó la inexistencia de leyes que garanticen el acceso a
la información en países como Venezuela, Argentina, Bolivia y Costa Rica
.

En el marco de la celebración de Día Mundial de la Libertad
de Prensa, Manigault escribió una carta sobre las dificultades que presentan
diversas naciones del continente respecto al ejercicio del periodismo.

Denunció así que en los países mencionados anteriormente, “persisten
cortapisas a la solicitud de acceso a la información y prácticas demagógicas de
los organismos públicos
”.

En la misiva, recalcó la dificultad que presentan los
periodistas de países del continente americano para obtener información sobre
funcionarios del Estado.
Sin embargo, destacó “los avances” de la nación
argentina, donde actualmente discuten en el Congreso un proyecto de acceso a la información.

Lea a continuación el comunicado completo:


Mensaje por el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Pierre Manigault, presidente de la SIP

The Post and Courier, Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos

Este año celebramos junto a la UNESCO el Día Mundial de la Libertad de Prensa enarbolando el lema: “El acceso a la información y a las libertades fundamentales: ¡Es tu derecho!”, con la aspiración de crear una cultura de apertura y transparencia que permita a las sociedades ser cada vez más democráticas.

Lamentablemente, no en todos los países de la región se camina al mismo ritmo y persisten cortapisas a la solicitud de acceso a la información y prácticas demagógicas de los organismos públicos. En países como Venezuela, Argentina, Bolivia y Costa Rica, no existen leyes de acceso a la información, aunque en algunos de ellos se analizan iniciativas de ley.

En nuestras conferencias, junto al problema de la violencia, el acceso a la información es el asunto que mayor debate atrae. Punta Cana no fue la excepción.

En Ecuador, el gobierno bloquea el acceso a la información, cuya Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública de 2004 quedó sin efecto con la aprobación de la ley mordaza en 2013. Una situación similar ocurre en Nicaragua, donde el gobierno ignora la Ley de Acceso vigente desde 2008, mantiene a raya y presiona a los periodistas y medios a través de la distribución discriminada de la publicidad oficial.

En Honduras, con la excusa de garantizar la seguridad nacional, el Gobierno, la Policía y la Fiscalía limitan el acceso a la información pública, y en Puerto Rico las autoridades entregan información fragmentada y el acceso a la información oficial enfrenta cada vez mayores obstáculos.

La tensión entre el gobierno y la prensa ha perjudicado en Barbados la promulgación de una prometida ley de libertad de información.

Aunque en Estados Unidos la Ley por la Libertad de la Información (FOIA, por siglas en inglés) otorga el derecho de acceso a la información federal del gobierno, la prensa y el poder están en permanente tensión y es debido a ésta que anualmente se celebra en el país la “Sunshine Week”, iniciativa destinada a educar al público sobre la importancia de un gobierno abierto y los riesgos del secretismo excesivo ante los cuales no hay que bajar la guardia.

Por ello, estaremos atentos a la discusión en la legislatura del estado de Virginia de dos iniciativas de ley para restringir el acceso de los periodistas a la información sobre funcionarios públicos.

Algunos avances se observan en la región. En Argentina los diputados discuten un proyecto de acceso a la información, pedido de larga data de la SIP y organizaciones locales de prensa. En Paraguay la promulgación de una ley de acceso a la información pública en 2014 estableció la obligación de publicar en un portal designado información sobre salarios, viajes oficiales, contratos, entre otros datos de las instituciones públicas.

Reiteramos como un desafío importante el que las iniciativas de ley de acceso a la información pública contemplen también sanciones a funcionarios que se nieguen a entregar información. Así mismo, se debe garantizar que estos estatutos estén enmarcados en los principios de apertura y transparencia, que los procesos de entrega de información sean procesos expeditos y las excepciones a la ley se establezcan previamente, tal como se consigna en el documento “Consideraciones sobre legislación de acceso a la información pública“, elaborado durante la Cumbre Hemisférica de los Congresos Nacionales de las Américas sobre Libertad de Prensa, organizada por la SIP en 2004.

Como institución nos sumamos a esta campaña global con el deseo de que todos los periodistas conviertan al hashtag #wpfd2016 en tema de tendencia (trending topic) con la idea de fomentar una cultura de apertura y transparencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.