COMPARTE

“La salud de los océanos es una condición esencial para
el desarrollo mundial y la prosperidad”, afirmó hoy en la ciudad chilena
de Valparaíso el director general del Fondo de Naciones Unidas para la
Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva.

En la
segunda Conferencia Internacional Nuestro Océano, Graziano aseguró que la FAO
es consciente de la importancia “del mundo azul” para la
seguridad alimentaria de los pueblos, principalmente de las comunidades
costeras e insulares.

“Todavía
tenemos tiempo”
, añadió Graziano, pero advirtió: “Debemos tener
también voluntad de proteger y recuperar lo antes posible”.

La FAO recibió hoy el
aporte de 1,8 millones de dólares de parte del gobierno de Noruega, para
potenciar la implementación de las Directrices Voluntarias para lograr la
sostenibilidad de la pesca en pequeña escala.

Según la
FAO, aproximadamente el 90 por ciento de todas las personas que dependen
directamente de la pesca de captura trabajan en el sector de la pesca en pequeña
escala.

Muchos
pescadores en pequeña escala son autónomos y generalmente suministran pescado
para consumo directo en sus hogares
y venden sus excedentes en sus
comunidades. 

Un
estudio reciente del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF), reveló un descenso
general del 49 por ciento en las poblaciones marinas entre 1970 y 2012.

En
América Latina se ubican cinco de los 25 países que más capturan peces en el
mundo: Perú, Chile, México, Argentina y Brasil.

Solo en
Chile, 16 de las 33 principales pesquerías, que definen la extracción
industrial de cada recurso marino específico
en zonas determinadas de la costa,
están en situación crítica por sobreexplotación, según un informe oficial.

Según
cifras de la intergubernamental Organización Latinoamericana de Desarrollo
Pesquero (Odelpesca), en la región existen más de dos millones de pescadores
artesanales o de pequeña escala que generan ingresos por unos 3.000 millones de
dólares anuales. La
región, además, acoge en sus costas sudamericanas a tres de los grandes
ecosistemas marinos del mundo.

Por todo
esto, la conferencia que se realiza en Chile es “un evento histórico para
América Latina”
, afirmó el canciller chileno Heraldo Muñoz. “Creemos
que (la conferencia) es un complemento pragmático a las negociaciones
internacionales puesto de que así salen resultados específicos, compromisos
voluntarios que tienen que cumplirse”, afirmó.

Añadió
que en la Cumbre sobre el Cambio Climático, que se realizará en diciembre en
París, “el componente océanos es sumamente importante y en eso vamos a
trabajar”.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.