COMPARTE

Dayrí Blanco

Solo queda la reserva. En la planta de Cervecería Polar de
San Joaquín la producción depende la cebada y malteada que aún se filtra en los
tanques de la empresa. Solo eso. Los inventarios de materia prima se agotaron y
el cronograma de fabricación de los líquidos es incierto.

El secretario general del sindicato, Arquímedes Sequera, ya
lo había advertido. Durante la primera semana de agosto los insumos quedarían
en cero y la paralización sería el siguiente paso. Este lunes las actividades
se desarrollaron normalmente. Todos los trabajadores ocuparon sus puestos, pero
se desconoce por cuántos días más.

La semana pasada zarpó desde Francia un buque cargado de
materia prima que llegará a Puerto Cabello a mediados de agosto tras el pago de
contado que hizo el Ejecutivo al proveedor. De no llegar antes que se acabe lo
que queda en los tanques, los productos abastecerán el mercado en un lapso
estimado de 80 días, que es el tiempo que tarda el ciclo de maduración y
fermentación en las líneas de la empresa.

19 millones de litros entre cerveza y malta se producen en
la planta de San Joaquín como parte de del 75% que representa la empresa en el
mercado nacional. La posible paralización afectaría a dos mil 300 trabajadores
de manera directa.

Protesta por insumos

Los 280 trabajadores de la planta Supernevases de Polar
gritaron sus exigencias. En protesta la mañana del lunes en las puertas de la
compañía, pidieron al Gobierno la liberación de los dólares que adeuda con los
proveedores internacionales, para el suministro de hojalatas de aluminio
requeridas para la reactivación de la manufactura de latas de refresco, soda,
malta y cerveza que se paralizó hace cinco días.

Salvador Barrientos, supervisor de la planta, indicó que
antes de la suspensión laboral que los mantiene en sus casas cobrando salario
básico,  la manufactura ya se había
reducido al 20% de su capacidad al pasar de 160 millones de latas al mes a 25
millones, por las constantes fallas en el suministro de materia prima.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.