COMPARTE


Yelipza Moreno. (Foto Archivo)

Basyl Macías || bmacias@el-carabobeno.com

La búsqueda de medicamentos agrava el drama de la salud de los carabobeños, quienes pasan penurias para poder cumplir con los tratamientos en casi todas las patologías. Esto representa un riesgo latente para quienes deben consumir medicamentos regulados, tanto comerciales como genéricos, dado sus altos costos.

Algunos laboratorios dicen no tener disponible un medicamento regulado, aunque ofrecen el comercial con precio no regulado, por más de 800% por encima del regulado, como las pastillas para la hipertensión Losartán Potásico de 50 miligramos, a diferencia del Cozaar de 100 miligramos original que sí se consiguen, y un poco más económico si contiene diurético.

Yelipza Moreno, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Carabobo explicó que el precio de los medicamentos no lo fijan los laboratorios sino el Gobierno nacional, el cual establece una “banda” que autoriza, según la estructura de costos, una escala de precios de regulados, lo que crea una gran distorsión entre las medicinas reguladas por el Estado.

Prácticamente desde que comenzó la actual administración presidencial, la mayoría de los laboratorios trasnacionales han dirigido sus casas a los países de la Comunidad Andina de Naciones, quedando solo en Venezuela casas de representación.

Moreno explicó que hay una gran gama de medicamentos genéricos que se produce en laboratorios venezolanos, aunque muchos de ellos están fuera, y solo envasan en el país, ya que toda la materia prima es importada, y la falta de divisas impide saldar su deuda extranjera para comprar materia prima y seguir produciendo, lo que origina la grave escasez de medicinas.

Lo mismo ocurre con los productos importados de especialidad farmacéutica terminada. Moreno afirmó que la deuda en el último trimestre de 2013 ascendía a más de tres mil millones de dólares, de la cual apenas se ha liquidado un 20%, según el último informe de la Cámara Venezolana de Medicamentos (Caveme).

La farmacéutica recordó que dentro de la Ley de Medicamentos promulgada en el 2002, el Gobierno nacional se comprometió que en seis meses instalaría el Laboratorio de Bio Disponibilidad, para garantizar que todos los medicamentos genéricos que se comercializaran en el país, que fuesen bioequivalentes tanto farmacológica como químicamente al de marca, lo que aumentaría la producción en el país, y hasta el momento esto no se ha cumplido. Mientras, el sector farmacéutico venezolano está deprimido y con mucha improvisación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.