COMPARTE


“Garantizo que no volverá a ocurrir”, prometió Nigel Mills. (Foto Archivo)

AFP

Un diputado británico sorprendido jugando al videojuego Candy Crush durante un debate sobre pensiones tuvo que disculparse este lunes y aseguró que no volverá a hacerlo.

En una foto publicada el domingo por el diario The Sun se podía ver al diputado conservador Nigel Mills jugando en su tableta.

Aunque Mills quiso restarle importancia en sus primeras declaraciones a The Sun -“hubo una parte de la sesión en la que no estuve concentrado y jugué una o dos partidas”-, las reacciones airadas le obligaron a disculparse.

“Me disculpo sin reservas por mi conducta en la sesión del comité y asumo que no estuve a la altura de lo que se espera de un miembro del parlamento”, escribió en Twitter.

“Garantizo que no volverá a ocurrir”, prometió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.