COMPARTE


El sismo tuvo una intensidad de 5,1 grados (Foto AFP)

EFE

La muerte de una persona herida elevó este miércoles a cuatro las víctimas mortales del sismo ocurrido ayer en el norte de Quito, donde equipos de rescate buscan a otra persona que podría estar sepultada tras un deslizamiento ocurrido en esa zona.

Los fallecidos ayer son un obrero que trabajaba en la ampliación de una vía en la zona de Catequilla, en el municipio de San Antonio de Pichincha, al norte de la ciudad, y un niño de cuatro años al que le cayeron encima sacos de arroz cuando estaba en una bodega, también en un barrio del norte de Quito.

Este miércoles se encontró el cuerpo de una persona en una fosa con agua, también en la zona de Catequilla, y se produjo el fallecimiento de un herido que había sido internado en el hospital Pablo Arturo Suárez de Quito.

El Ministerio Coordinador de Seguridad, en un comunicado, informó además de que otras siete personas están heridas.

El ministro del Interior, José Serrano, efectuó este miércoles un recorrido por la zona afectada por los deslizamientos, donde trabajan en las labores de búsqueda miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía, equipos de Bomberos y Cruz Roja, además de personal del Ejército que cuenta con el apoyo de perros adiestrados.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, visitó también esa zona y, en declaraciones a Radio Democracia, pidió a los ciudadanos que mantengan la calma, al tiempo que advirtió de que podría haber nuevas réplicas que, en principio, deben ser cada vez de menor intensidad.

Por ello, aconsejó a los ciudadanos que estén atentos a las informaciones oficiales y que tengan preparados alimentos, agua, linternas y otros efectos para casos de emergencia.

Según el Ministerio Coordinador de Seguridad se han contabilizado 45 réplicas del sismo que, con epicentro en la zona de Calderón, tuvo una intensidad de 5,1 grados en la escala de Richter y una duración de 45 segundos.

La secretaria nacional de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, dijo ayer que tras el sismo principal, ocurrido a diez kilómetros de profundidad, se produjo otro de 4 grados a cinco kilómetros y un tercero, una hora después, de 3,1 grados, también a una profundidad de cinco kilómetros.

El alcalde confirmó que las cuatro carreteras que se cerraron ayer por deslizamientos ya han sido reabiertas.

El Municipio de Quito declaró anoche en situación de emergencia a varias parroquias rurales que fueron afectadas por el sismo de 5,1 grados.

Las zonas de Pomasqui, Guayllabamba, Calacalí, San Antonio de Pichincha, Puéllaro y Calderón fueron declaradas en emergencia para agilizar la ayuda a los afectados, indicó el alcalde.

“Mediante la declaratoria de emergencia agilizamos procedimientos de ayuda y evacuación a las personas que están en riesgo en Catequilla”, el cerro en el que ocurrió un deslizamiento de tierra por efecto del sismo, escribió anoche Rodas en su cuenta de Twitter.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.