Esta es una acción de emergencia. (Foto EFE)

EFE

Las autoridades sanitarias nacionales e internacionales han intensificado las tareas para localizar a posibles infectados de ébola en Mali tras confirmarse la muerte en Bamako de una segunda persona, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un comunicado, la OMS indica que esta acción de emergencia se ha establecido tras confirmarse el fallecimiento por ébola de dicha persona, un enfermero que pudo haber sido contagiado al participar en las labores de preparación del cadáver de un posible infectado, quien fue enterrado sin que se llegara a confirmar o descartar que padecía la enfermedad.

La OMS señala que Mali “está bien preparado para implementar medidas de emergencia y mantener el número de casos adicionales en un número reducido”.

Hasta ahora, 28 trabajadores sanitarios que tuvieron contacto con el paciente fallecido han sido identificados y están bajo observación.

Además, se están identificando casos en la comunidad y la mezquita local.

Según las primeras investigaciones, un hombre de 70 años que residía en Guinea y que era “Gran Imán”, tuvo síntomas de una enfermedad no diagnosticada el 17 de octubre y fue admitido en una clínica privada de Siguiri, en la frontera con Mali.

Dicha clínica fue un foco de transmisión de ébola durante julio y agosto, especifica la OMS.

Como no mejoraba, primero fue transferido a una clínica en Mali, y el 25 de octubre fue admitido en la clínica Pasteur de Bamako, tras un viaje en coche con sus dos esposas, su hermano y su hijo.

El imán sufría de insuficiencia renal y de ello murió el 27 de octubre, sin que se le hicieran test para determinar si era portador del virus del Ébola.

Un amigo que lo visitó en la Clínica Pasteur también murió pocos días después de una enfermedad no diagnosticada.

“Ambos se consideran casos probables de ébola. No hay muestras de ninguno de ellos para poder analizar”, especifica la OMS.

Como era un “Gran Imán” su cuerpo fue transportado a la mezquita de Bamako donde le lavó ritualmente. Posteriormente, el cadáver fue trasladado a su ciudad natal en Guinea.

“Aunque estos eventos aún se están investigando, la OMS asume que muchas personas participaron en ambas ceremonias”.

Cabe recordar que los entierros son el principal foco de contagio, dado que cuando un paciente muere es cuando el virus está más presente y además es más virulento.

Posteriormente a la muerte del imán, su primera esposa y su hija murieron de una “enfermedad sin diagnosticar”; su segunda esposa, su hijo, y su hermano están internados en un centro de tratamiento de ébola.

La epidemia de ébola, la más devastadora desde que el virus se identificó en 1976, ya ha causado más de 10.000 infectados y 5.000 muertes, particularmente en los tres países más afectados, Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.