COMPARTE

Dayrí Blanco

Con sus
miradas se preguntan y responden. A Juan Aguilar le bastó un gesto con sus
hombros encogidos para que Maritza Piña entendiera que el kilo de las aceitunas rellenas cuesta 100 bolívares más que la
semana pasada
y él simplemente no puede hacer nada.

Los proveedores llegan con nuevo precio en
cada visita.
Con inventario de hace unos días los comerciantes del Periférico de Candelaria ofertan el producto en
400 bolívares, en 2014 costaba 80.
Pero la más reciente cotización indica
que el kilo al mayor está en 500 bolívares. 

Las de huesito son más baratas. Se consiguen en 300 y las alcaparras en
400,
ambos ingredientes importados se ofertaban en 70 y 120 bolívares el
kilo de cada uno. Las pasas pasaron a ser ingrediente de lujo al incrementarse
en 445% al variar de 220 a mil 200 bolívares en un año. 

El kilo de hojas de plátano está en 150
bolívares. En octubre de 2014 no pasaba de 80 bolívares. Con eso solo se arman
15 hallacas.
Pero hay otras opciones. El paquete de segunda cuesta 120 y el
de tercera 100. Pero los vendedores no garantizan la preparación de más de seis
unidades con las de este tipo más económica. En promedio se requiere mil 50
bolívares para comprar las hojas de cien hallacas. 

Para el guiso de esa cantidad de platos se
necesitan 3 kilos de pechuga de pollo, calculado cada uno en 800 bolívares,
900% más que en 2014 cuando costaba 80
; 3 kilos de carne que cuesta
cada uno mil bolívares y que está ausente de las neveras de los
establecimientos de la región; y 2 kilos
de cochino que es vendido en mil 200 bolívares.

A esa suma de siete mil 800 hay que agregarle
280 de la cebolla, 500 del kilo de pimentón y 600 entre ajo porro y cebollín.
Se
debe incluir también los 95 que suman cinco kilos de harina de maíz, si se
consigue a precio regulado; 300 de medio kilo de encurtidos; 250 de 100 gramos
de ajo pelado; y 625 bolívares para comprar 250 gramos de onoto. 

En
total, preparar 100 hallacas cuesta
alrededor de 17 mil 100 a los que se le deben sumar 300 bolívares de dos rollos
de pabilo.
Lo que significa que cada unidad cuesta 174 bolívares, y 10 mil
70 para una cena estándar de 10 personas. 

Pero el
plato navideño no estaría completo si no se agregan otros elementos
importantes. El pan de jamón ya se
observa en las vitrinas de las panaderías en dos mil bolívares.
En 2014 se
podía comprar en 614% menos. 

Para
preparar la ensalada se tendrá que sustituir la gallina por pollo. La escasez
así lo ha determinado. A los dos mil 400 bolívares que suman 3 kilos de pechuga
se deben adicionar mil 400 bolívares correspondientes a 5 kilos de papa; otros
360 de tres kilos de zanahoria; 500 bolívares de 2 latas de guisantes; y 67 de
medio kilo de mayonesa.

En
total, para que 10 personas disfruten de
esta preparación, basta con invertir 4 mil 727 bolívares.
 

El kilo
de pernil se cotiza en mil 200. Una pieza pequeña pesa nueve kilos, lo que es
igual 10 mil 800 bolívares. La opción de asado negro cuesta cuatro mil 400
bolívares, equivalentes a cuatro kilos de muchacho redondo. 

Sumando
las hallacas, el pan de jamón y la ensalada el monto de una cena navideña para
10 personas es de 19 mil 267 bolívares, 485% por encima de los tres mil 288,4
bolívares que costaba hace un año, si se decide por la opción del pernil, lo
que es igual a dos meses de salario mínimo. Si se elige el asado, el precio
baja a 12 mil 867, un sueldo básico más 33,36% de otro.

Supermercados desabastecidos

Los
proveedores no han llegado.
Este año
solo 10% de los pedidos ha sido despachado en los supermercados de acuerdo a la
gerencia de varios establecimientos.
Los anaqueles y neveras dispuestos
para rubros navideños están vacíos. No les han suministrado nada envasado al
vacío, hace más de 2 años que no les llega carne, pollo o pernil y lo poco de
alcaparras, aceitunas y pasas que han recibido se vende rápidamente.

De mil
500 kilos de aceitunas solicitados en un comercio, fueron despachados 450. Esa
es la norma. “Nunca llega lo que
pedimos. Seguimos esperando”.
En algunos comercios se exhibe mercancía
equivalente a inventario de la temporada anterior.

Solo
unos cuantos se han arriesgado a comprar a una tasa no oficial y los precios al
consumidor son tan elevados que la mercancía no ha tenido la salida esperada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.