COMPARTE

Felícita Blanco

El chofer de transporte público Alejandro Álvarez (52)  fue secuestrado en el estado Vargas, despojado de la unidad que conducía y luego asesinado en la autopista Caracas-La Guaira. 

El cuerpo quedó tendido en la cuneta, en el kilómetro 1 de la autopista, llegando a Caracas, frente a la pantalla atirantada de Gramoven, Catia. 

Álvarez era avance de la línea José María Vargas, que cubre la ruta Canaima-Caribe-Tanaguarena. Tenía más de 20 años en el oficio. 

A las 6:00 a.m. buscó la camioneta Iveco, color blanco, con parachoques y viseras anaranjadas, año 2011, placa 06AA2RW, que estacionaba en la esquina de Navarrete, Maiquetía. 

Le acompañaban el colector, su sobrino Jesús Guillén, y el chofer Maikel Colmenares, quien le pidió la cola para buscar su camioneta en Pariata. Cerca del Hospital San José un pistolero se montó y los obligó ir hacia Caracas y ordenó que Maikel manejara. 

En la autopista los hizo detenerse para que se bajaran Álvarez y su sobrino, y cuando el chofer descendía le disparó en la nuca. Volvió a montarse y siguió con Maikel. 

En la entrada de Catia de una camioneta particular, color blanco, se bajaron dos sujetos, abordaron el colectivo, golpearon a Maikel, lo tiraron a la calle y se llevaron la unidad. Unos transeúntes auxiliaron al herido y lo llevaron al hospital de Los Magallanes de Catia. Dijo que no lo mataron porque al delincuente se le encasquilló la pistola. 

William González, presidente de la línea y dueño del colectivo, dijo que Álvarez era querido en la organización. Vivía en Canaima y tenía tres hijos de crianza. 

– Nosotros los transportistas sufrimos las penurias de esta inseguridad. En Vargas son frecuentes los robos a pesar de los puntos de control y PoliVargas. Ya los choferes ni denuncian.

Un comerciante 

El comerciante Antonio José Agreda Da Silva (55) fue hallado muerto el jueves a las 5:00 p.m. en el interior de su negocio en la carretera nueva Mamera-El Junquito, sector Yerba Buena, galpón número 6. 

Agreda tenía una concretera-alfarería. En su residencia estuvieron esperándolo para una celebración familiar y no llegó. Una llamada alertó a la familia que estaba sin vida dentro del negocio. 

Presumen que fue víctima de ladrones, que se apoderaron de varias pertenencias y también de la camioneta Chevrolet blazer, color verde, año 1998, placa AA728EY, que no ha sido recuperada. 

Un buhonero

Para robarle la moto Empire horse, dinero y celular, mataron al buhonero José Osías Ortíz (32), quien residía en Antímano. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.