COMPARTE

EFE

Los senadores españoles que hoy iniciaron una visita a
Venezuela en solidaridad con los políticos presos del país, cumplieron con
éxito la primera parte de su agenda que consistía en reunirse con el alcalde
metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en arresto domiciliario desde hace
cuatro meses.

Al país llegaron la tarde de este miércoles los
senadores Dionisio García, del gobernante Partido Popular (PP), Iñaki
Anasagasti, del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Ander Gil, del Partido
Socialista Obrero Español (PSOE) y Josep Maldonado de Convergència i Unió
(CiU).

El grupo fue recibido por una delegación de la alianza
opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la que destacaron las esposas
de Ledezma, Mitzy Capriles y del también preso Leopoldo López, Lilian Tintori,
así como la dirigente María Corina Machado y el embajador español en el país,
Antonio Pérez-Hernández y Torra.

Tras la llegada, los senadores se trasladaron a la casa de
Ledezma, en el este de Caracas, para reunirse con el alcalde que fue privado de
la libertad en febrero pasado, señalado de conspirar contra el Gobierno de
Nicolás Maduro, un arresto que cumple desde abril en su casa por razones de
salud.

Los senadores encontraron a Ledezma “esperanzado”
en el trabajo cohesionado de la alianza opositora MUD e informaron que el
alcalde, sobre todo, “está esperanzado en que el pueblo de Venezuela pueda
avanzar en el futuro en democracia y juntos por el mismo camino”, dijo
Maldonado al terminar el encuentro con el burgomaestre.

El legislador de CiU indicó que mañana continuarán con la
“ilusión” de “contactar con todo el mundo” y llevar el
mensaje que “desde España se sigue con mucho interés” lo que ocurre
en Venezuela.

Mitzy Capriles declaró que los venezolanos están
“inmensamente agradecidos” por la presencia de los senadores
“porque continúa marcando un hito el hermano país de España en la búsqueda
de la democracia y de la lucha que estamos dando en este país para que se
preserven los derechos humanos”.

Más temprano Maldonado dijo que la misión de los senadores
españoles en Venezuela “no es la de generar ningún conflicto político ni
de pelea política” y aclaró que esta delegación pertenece “a un
intergrupo que se ocupa de los derechos humanos” en la Cámara Alta
española.

“A eso es a lo que vinimos, a visitar a una persona que
está privada de su libertad y que no es una persona cualquiera, que es la
primera autoridad de Caracas”, dijo el representante de CiU quien indicó
que los senadores españoles quieren expresar “cariño” y
“afecto” a Ledezma.

Anasagasti, por su parte, dijo a Efe, a las puertas de la
residencia de Ledezma, que la delegación de senadores lo que pide es que se
acaben los “presos políticos” en Venezuela, pues un país democrático
no puede tener este tipo de prisioneros.

 Aseguró, además, que los legisladores no tienen intención de
causar conflictos o faltar el respeto al país caribeño, una aclaratoria que
acompañaron sus colegas.

 “No venimos a alterar nada, simplemente a interesarnos
por la situación en la que están Ledezma, Leopoldo López y todos los demás
presos”, apuntó el senador, quien subrayó que se preocupa por Venezuela ya
que nació en el oriental estado Sucre del país caribeño y vivió en Caracas
durante unos 18 años.

 Rechazó, al igual que Maldonado, las declaraciones del
defensor del pueblo venezolano, Tarek William Saab, quien más temprano calificó
la visita de los senadores como injerencista y, además de señalar que el viaje
responde a una “campaña de descrédito en contra del Estado
venezolano”, apuntó que hay quienes creen que Venezuela es un
“potrero”.

 Anasagasti calificó las declaraciones de Saab como
“inauditas” y dijo sobre el funcionario: “Me da la impresión de
que no es un hombre con equilibrio suficiente como para hacer un juicio
democrático, porque Venezuela qué va a ser un potrero, Venezuela es un país muy
respetable y nosotros venimos a respetar”.

A los senadores españoles que arribaron este miércoles a
Venezuela se espera que mañana se les sume el uruguayo y también legislador,
Pablo Mieres.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.