COMPARTE

EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que los
señalados por un asesinato y posterior descuartizamiento de una mujer formaban
parte de un grupo paramilitar que, por orden de un opositor, quiso matar al
político Leopoldo López en febrero de 2014.

“A este grupo le propusieron asesinar a Leopoldo López
(…) yo sí tengo la grabación del dirigente de la oposición que le dio la
orden de matar a López, la tengo y algún día en el momento histórico preciso,
la daré a conocer a la justicia venezolana y a la opinión pública”, dijo
Maduro en su programa semanal de radio y televisión.

El jefe del Ejecutivo sostuvo que este intento de asesinar
al líder de Voluntad Popular (VP) durante su entrega a las autoridades el 18 de
febrero del año pasado era “para echarle la culpa a la revolución” y
para “buscar un evento” que cegara de “ira” y de
“rabia” a los seguidores de la oposición para “que salieran a la
calle a destruirlo todo”.

López se encuentra preso desde ese día, en el que se entregó
en Caracas voluntariamente acompañado de miles de seguidores tras ser acusado
por instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e
incendio por los hechos de violencia de seis días antes al termino de una
marcha antigubernamental convocada, entre otros, por él.

Maduro recordó que tras esa “orden de matar a
López”, él envió al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello,
a hablar con la familia del opositor y este “le dio detalles de hasta
donde teníamos, a la familia, del plan para matar” a López.

“Yo le salvé la vida a Leopoldo López, Diosdado Cabello
le salvó la vida a Leopoldo López. Gracias a dios tuvieron un segundo de
racionalidad y se entregó a la justicia”, sostuvo.

Aseguró que el mismo López le pidió al militar al que se
entregó el 18 de febrero que lo sacara de la multitud que lo acompañaba, una
vez ya en el vehículo militar.

“Al general Justo Noguera Pietri (…) él lo protegió
con su cuerpo y luego lo protegió y Leopoldo López le decía (…) sáqueme de
aquí, sáqueme de aquí porque él olfateaba que podía pasar algo”, reveló
Maduro.

Desde que se entregó Leopoldo López se encuentra encerrado
en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, mientras se le
sigue el juicio por los hechos relacionados con el comienzo de las protestas
antigubernamentales el 12 de febrero de 2014.

Este día supuso el punto de partida de unas manifestaciones
contra las políticas del Ejecutivo encabezado por Maduro que se alargaron
durante el primer semestre del año dejando un saldo oficial de 43 muertos entre
oficialistas, opositores y personas sin adscripción política aparente.

La oposición venezolana rechaza las acusaciones contra
López, al que considera un “preso político” y de quien ha pedido en
reiteradas ocasiones que sea liberado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.