COMPARTE


Tres bolas de partido y su primera derrota del año salvó Serena Williams. (Foto Archivo)

EFE

La estadounidense Serena Williams, primera cabeza de serie, doblegó a la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo durante 51 semanas entre 2012 y 2013, y a las dudas ofrecidas para asegurar este miércoles su presencia por cuarto año consecutivo en los cuartos de final del torneo de tenis de Madrid.

Pese a ofrecer en la pista Manolo Santana un rendimiento intermitente, la actual dominadora del circuito femenino espera ya a la vencedora del duelo entre la serbia Ana Ivanovic y la española Carla Suárez, con la obligación de corregir su propuesta para avanzar en la conquista de su tercer trofeo en la capital española.

Tres bolas de partido y su primera derrota del año salvó Serena Williams, que este miércoles ganó por un ajustado 7-6 (5), 3-6 y 7-6 (1) y que solo afrontó uno de cada dos puntos al servicio con su primer saque. Un dato atípico en una jugadora que acostumbra a dominar a sus adversarias desde la primera bola.

La falta de acierto con el primer servicio, sin embargo, no se tradujo en concesiones de rotura en la primera manga, por lo que la número uno del mundo, campeona en Madrid en 2012 y 2013, no solo sobrevivió a la ambiciosa propuesta de Azarenka sino que aseguró la disputa del desempate (6-5), cuando se habían cumplido los primeros cuarenta minutos.

La campeona del Abierto de Australia en 2012 y 2013 se adjudicó a continuación su sexto juego ante una Serena intermitente en su rendimiento. Por sus repetidos errores no forzados se encontró la estadounidense con un tempranero 1-5 adverso que parecía conducir a Azarenka hacia la victoria en el primer parcial.

Encadenó cuatro fallos consecutivos la bielorrusa, imprecisa al resto y dubitativa con el servicio, y con un golpe ganador la menor de las hermanas Williams dispuso de su primera bola de set. No desaprovechó la pupila de Patrick Mouratoglou el momento más bajo de Azarenka y festejó el definitivo punto para el 7-6 (5).

El desafío de ser la octava tenista que derrota en el mismo campeonato a Venus y Serena Williams se tornó más complicado, incluso, para la bielorrusa que, tras una temporada marcada por la lesión en un tobillo, desea recuperar en 2015 las virtudes que la convirtieron durante 51 semanas en la mejor tenista del circuito femenino.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.