EFE

El
Sevilla buscará este jueves su quinta final de la Liga Europa, tercera
consecutiva, y espera lograrlo con el apoyo de la afición tras el 2-2 de hace
una semana en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk, un rival que confía en alcanzar
el mismo objetivo gracias a su gran poder como visitante.

El vigente campeón de este torneo, que además lo ganó en las otras cuatro
ocasiones en la que llegó a la final (2006, 2007, 2014 y 2015), recibe a un
equipo que también fue campeón de esta competición en la única ocasión que
llegó al último partido (2009) -última edición en la que se denominó Copa de la
UEFA.

El partido presenta a los dos únicos equipos que siguen en la Liga Europa de
los ocho rebotados de la fase de grupos de la Champions.

Los ucranianos, además, llegan al estadio Ramón Sánchez Pizjuán con una gran
trayectoria en esta edición del segundo torneo continental pues de sus siete
partidos ha ganado cinco y solo ha empatado dos, el último de ellos en el Arena
Lviv ante el Sevilla.

Los del veterano técnico rumano Mircea Lucescu tienen un pleno de tres triunfos
como visitante en su caminar hasta esta semifinal, dato que hace reflexionar en
el equipo que dirige Unai Emery, que, por su parte, es muy fiable en su campo,
donde ha ganado en este periodo europeo tres partidos y solo ha perdido el
último, ante el Athletic Club (1-2), aunque lo solucionó en la tanda de
penaltis.

Se prevé un partido muy disputado, como lo fue el de la ida, y en un estadio
que se llenará solo de sevillistas -se ha anunciado este miércoles que están
agotadas todas las localidades-, ya que el club de Donestk devolvió las
cuatrocientas entradas que solicitó en un principio para sus seguidores.

Emery, que el pasado domingo puso en Barcelona ante el Espanyol una alineación
llena de reservas en un partido en que el jugaron hasta cuatro jugadores que
han estado este curso en el filial, para el jueves volverá a utilizar todo el
potencial disponible.

El preparador guipuzcoano tiene, no obstante, ha jugadores mermados físicamente
como el central francés Timothée Kolodziejczak, que sufrió un golpe en la
cabeza en el encuentro del domingo; el media punta José Antonio Reyes, quien se
recupera de una operación de apendicitis aguda; y del centrocampista danés
Michael Krohn-Dehli, lesionado de gravedad en la rodilla izquierda el pasado
jueves en la ida de esta semifinal.

Kolodziejczak y el lateral izquierdo Benoit Tremoulinas, quien ha estado
ausente del equipo las últimas semanas por una lesión muscular, han trabajado
este miércoles con normalidad junto al grupo, aunque su participación en el
‘once’ titular es una incógnita pues Emery no dará la lista de los que
finalmente serán inscritos hasta horas ante el choque.

Ante el Sevilla, el Shakhtar cifra todas sus esperanzas en el contraataque y
así uno de sus jugadores, el delantero argentino Facundo Ferreyra, ha asegurado
que deben jugar como lo hicieron “en el primer tiempo (del partido de
ida), al contraataque, que es un juego que incomoda al Sevilla”.

Según el jugador, el equipo español, empujado por su público, jugará al ataque y
podría dejar espacios que el Shakhtar puede aprovechar.

“Nosotros también tendremos que adelantar nuestras líneas, porque el
empate no nos sirve. Estamos obligados a marcar”, ha agregado el
futbolista suramericano.

Para Andréi Vorobéi, exjugador del Shakhtar, las posibilidades del equipo
ucraniano de acceder a la final dependerá de su capacidad de presionar la
salida del Sevilla.

“Su defensa no es tan buena y la presión puede llevar a que cometan
errores, como vimos en Lviv “, ha relatado sobre el rival.

Para este partido, el equipo ucraniano no puede contar con el centrocampista
brasileño Fred, quien está sancionado, y además tiene lesionado al defensa
brasileño Márcio Azevedo.

También andan mermados físicamente otro brasileño, el centrocampista Dentinho,
y el delantero ucraniano Olexandr Gladkiy.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.