COMPARTE


Funcionarios del Sebin custodian la casa de Simonovis. (Foto EFE)

Dayrí Blanco

La medida de arresto domiciliario para Iván Simonovis se dio. Sus restricciones han sido claras. Pero aún se desconoce la logística para sus traslados de atención médica, pese a que la única finalidad del beneficio procesal otorgado es la recuperación de su salud.

Al tener la certificación de mejoría de las 19 patologías que lo afectan, el excomisario debe volver a su celda en Ramo Verde. También regresará tras las rejas si incumple alguna de las condiciones impuestas a la medida de casa por cárcel. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó a través de un comunicado publicado en su página web que no podrá dar declaraciones ante medios de comunicación social públicos o privados, y tampoco a través de las redes sociales ni podrá realizar actos de proselitismo político.

Simonovis deberá además presentar cada tres meses informe actualizado de su estado de salud. También se le prohíbe la salida del país, y deberá solicitar autorización al Tribunal para su traslado a centros de salud si así se requiere. Todo esto bajo vigilancia permanente y estricta de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

La intención de sus familiares es que Simonovis reciba pronto atención médica. Pero antes, su abogado José Luis Tamayo debe cumplir con el protocolo formal. La mañana de este lunes acudirá al Tribunal de Ejecución del Circuito Judicial Penal de Aragua en busca de respuestas. “Se debe establecer la logística para sus traslados. No sabemos si en cada ocasión se debe solicitar el permiso a la juez para que ella autorice a los funcionarios del Sebin a llevarlo a la clínica”. Otra duda que requiere ser aclarada a la brevedad es cómo se tramitará el permiso en caso de presentarse una emergencia.

Ante tal vacío, dependerá de la repuesta del Tribunal para determinar si será este lunes o el martes que el exsecretario de seguridad de la alcaldía mayor pueda ser examinado a profundidad por los especialistas. Al tener la autorización, será llevado al Hospital de Clínicas Caracas, donde será recibido por el médico internista Horacio Bargiela, quien ha sido el doctor de Simonovis por años.

La afección más grave que ha presentado el excomisario es una de tipo coronario. El diagnóstico dado mientras se encontraba en Ramo Verde fue una angina de pecho, se le recomendó un cateterismo que no se le ha practicado, pese a que su defensor lo solicitó en reiteradas ocasiones, pues según él “se trató de un posible infarto”. Ante tal antecedente médico es probable que los días de estadía en el Hospital de Clínicas Caracas sean prolongados.

La tarde del sábado, el doctor Igor Hernández examinó a Simonovis en su residencia, a la cual fue trasladado en horas de la madrugada directo de Ramo Verde. Tras hacerle un chequeo general, le recomendó hacerse todos los exámenes pertinentes y cuidar su condición cardiaca. Pese a la gravedad debe seguir esperando la autorización del Tribunal.

Un caso similar fue el de la jueza María de Lourdes Afiuni, detenida en 2008 acusada de corrupción, pero que en 2009 obtuvo el arresto domiciliario debido a su delicado estado de salud, y en junio de 2013 la libertad condicional.

El TSJ en su comunicado advirtió que el Estado venezolano, a través del Poder Judicial, garantiza plenamente los derechos de todas las víctimas de los delitos cometidos por Simonovis, como lo ha venido haciendo por más de una década. Ratificó que las personas cuya culpabilidad en la comisión de hechos punibles resulte comprobada, cumplirán sus penas rigurosamente en los términos que impongan los juzgados de la República.

Gobierno “respeta” decisión del TSJ

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, aseguró respetar la decisión del TSJ de otorgarle a Iván Simonovis una medida humanitaria de casa por cárcel hasta que se recupere de las dolencias que le aquejan. Es una decisión del Poder Judicial que nosotros respetamos, indicó al ser el único vocero del Ejecutivo en haber emitido alguna declaración sobre la medida de arresto domiciliario al excomisario, condenado a 30 años por dos de los asesinatos durante los hechos del 11 de abril de 2002. El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Darío Vivas, se pronunció la tarde del sábado al manifestar que Simonovis debe pedir perdón por las vidas que segó con sus órdenes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.