COMPARTE

Dayrí Blanco

 

Todos coincidieron. Se tomaron su tiempo para responder.
Dos, cinco y hasta 10 segundos tuvieron que pasar hasta que soltaron la primera
frase. “Incertidumbre” fue la palabra que se repitió entre los sindicalistas de
las ensambladoras privadas de vehículos. Ninguno conoce el verdadero alcance de
la recién creada Corporación Socialista del Sector Automotor, pero las
expectativas no son buenas al recordar el bajo desempeño que han mostrado las
empresas mixtas y las estatizadas.

Es poco lo que hasta ahora entienden. Sin ser parte de esa
sociedad ya la preocupación es parte del andar de quienes laboran en la
industria. “Sin divisas nada se puede hacer para reactivar la producción”,
expresó José Puerta, secretario de organización del sindicato de General
Motors, planta que se mantiene paralizada desde el 14 de agosto al agotarse el
inventario de materia prima.

La posibilidad que el Estado adquiera parcial o totalmente
las acciones de estas empresas, para sumarlas al grupo de las que tiene en su
poder como Chery de Venezuela, Consorcio Industrial Venezolano de Tecnología
China (Civetchi), la ensambladora de camines JAC en Yaritagua y los proyectos
de ensamblaje de tractores, está latente de acuerdo a la Gaceta Oficial (GO) Nº
40.762 de fecha 7 de octubre del 2015. En ese caso se debe evaluar el alcance
del Gobierno en esa intervención y su participación corporativa y económica,
adelantó Puerta.

Henry Ospina, secretario de reclamos del sindicato de
FCA-Chrysler no ocultó su preocupación. Como un madrugonazo definió la creación
de esta nueva figura. Hizo una breve evaluación de las compañías que ha asumido
el Gobierno y al concluir que han tenido un desempeño negativo, la experiencia
con las transnacionales sería más complicada.

Desde Ford, Gilberto Troya, secretario general del
sindicato, fue un poco más didáctico. “Esto ya se venía cocinando desde hace
algún tiempo”. Explicó que, en principio, la idea es poner orden con las
empresas del Estado del sector. “En lo sucesivo se darán las respuestas”,
expresó sin hacer mayores comentarios.

Desde este martes iniciaron las conversaciones entre los
representantes sindicales de las tres plantas. La idea es hace runa evaluación
profunda del decreto para exponer sus beneficios o perjuicios en los próximos
días.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.