COMPARTE

EFE

Un fuerte terremoto de 6,4 grados en la escala de Richter sacudió la madrugada del sábafo la ciudad de Tainan, al sur de Taiwán, dejando al menos 14 muertos, 484 heridos (más de una veintena de gravedad) y más de 150 desaparecidos, según datos del Servicio Nacional de Emergencias y bomberos.

La tragedia se produce casi en la víspera de la mayor festividad anual de Taiwán, el Año Nuevo Lunar, en la que millones de taiwaneses vuelven a sus hogares familiares en el sur de la isla.

La mayoría de las víctimas mortales, 12, incluida una niña de solo 10 días, se encontraban en el edificio Weiguan Jinlong de Tainan, en el que pueden estar atrapados algunos de los 153 desaparecidos, que sus familiares suponen que estaban en ese lugar durante el terremoto.

Mientras, continúan las tareas de los equipos de rescate, dificultadas por la falta de luz natural al caer la noche, bajo el frío y el peligro de explosiones.

Equipos de ayuda del gobierno y varias organizaciones socorren y alimentan a los desplazados.

El panorama en Tainan tras el terremoto es devastador, con cinco edificios completamente derrumbados y otros muchos dañados, aunque ya se ha restaurado casi en su totalidad el suministro eléctrico, tras cortes para más de 178 mil hogares, en vísperas del nuevo año lunar.

Los residentes afectados por los derrumbes han perdido casi todas sus pertenencias, y en uno de los edificios un banco colapsado ha dejado bajo tierra 30 millones de dólares taiwaneses (un millón aproximado de dólares).

El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, y el primer ministro, Chang San-cheng, se trasladaron a Tainan para seguir de cerca las operaciones de rescate y salvamento y mostrar sus condolencias y solidaridad con los damnificados.

“Se han preparado 1.200 camas en escuelas y otros lugares para albergar temporalmente a los damnificados”, dijo a la prensa el presidente taiwanés.

Los sismólogos taiwaneses advirtieron que aún se esperan otros sismos de más de seis grados en la isla este año, sin descartar que esto ocurra en las próximas semanas.

El director de Sismología del Servicio Meteorológico isleño, Kuo Kai-Wen, alertó de que, “como la energía media anual de los sismos de más de seis grados equivale a seis bombas atómicas y este sábado se han liberado dos, aún son probables más seísmos fuertes este año”.

El seísmo de 6,4 grados de magnitud tuvo su epicentro en la aldea de Meinung, al sur de Taiwán y a 16,7 kilómetros de profundidad, y sacudió el sur de la isla a las 03.57 hora local (19.37 GMT del viernes), según el Servicio Meteorológico Central.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.