COMPARTE

Alexandra Clisánchez || aclisanchez@el-carabobeno.com

Luego de diez años de espera, el 1° de septiembre, 187 familias de las 224 que solicitaron la adjudicación de viviendas en el proyecto urbanístico Ciudad Anhelada, en Los Caobos, vieron una luz al final del túnel.  El Órgano Superior de la Vivienda en Carabobo, a través de su secretario ejecutivo, Daniel Márquez, les entregó una adjudicación provisional, que consideraron legal, aunque no contaban con ninguna titularidad por escrito. 

La alegría no duró mucho. 37 familias, con personas discapacitadas y niños, fueron excluidas de la obra, por presuntas órdenes del gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach. Al parecer,  se necesitan esos apartamentos para entregarlos a otras personas, denunciaron los afectados. 

Raiza Aguilar y Yovany Morillo, vecinos del urbanismo, detallaron que durante una reunión, el martes, con Carlos Tellería, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Carabobo, y funcionarios del Cicpc, Sebin, Fiscalía, Protección del menor y la Defensoría del Pueblo, fueron amenazados con quitarles los apartamentos por haber votado contra el Gobierno en las elecciones parlamentarios. También  les habrían advertido que tienen una orden de detención por colaborar con familias no autorizadas por el órgano para ingresar a los complejos habitacionales.  “Con lágrimas y mucho dolor le avisamos a las personas que no quedaron en el proyecto  y que el secretario ejecutivo, Daniel Márquez, les iba a solucionar con otras viviendas, pero en vista de que pasaron seis meses y no han obtenido respuesta, las familias decidieron entrar al urbanismo por miedo a perder su adjudicación”. La entrega oficial estaba prevista para el 4 de diciembre, pero se pospuso por las elecciones y como el partido del Gobierno perdió comenzaron a amenazar a los habitantes con quitarles las viviendas, relató Nieves Altuve, dirigente vecinal. 

Las personas que tienen más de dos meses viviendo en condiciones precarias, con miedo, frustración y desesperación, aseguran que no les otorgaron el título de propiedad, porque en cualquier momento los van a sacar de allí como si fuesen unos invasores. “Cuando tuvimos que luchar por el terreno y cuidar los materiales, solo estábamos nosotros, por eso merecemos el derecho de decidir sobre las adjudicaciones”. Al notar la presencia de El Carabobeño, un representante oficial se marchó sin dar declaraciones.

Anhelo Incompleto

Ciudad Anhelada es un terreno dividido en cuatro ejes de 14 torres con 16 apartamentos cada una. En estas tierras, abandonadas por más de 25 años, se tenía planeado construir un colegio, pero los actuales habitantes del proyecto urbanístico solicitaron la evaluación de ingenieros para declarar el terreno apto para vivir. En 2010, el fallecido presidente Hugo Chávez aceptó el proyecto y lo entregó a la Misión Vivienda Venezuela. En 2011, Petrocasa comenzó la construcción, informó Nieves Altuve. Cuatro años después fueron entregadas las viviendas, con paredes sin frisar, sin piezas en los baños, pisos de cemento o sin terminar,  sin sistema eléctrico ni tuberías para aguas negras. Por autogestión, las familias pintaron las áreas comunes, compraron e instalaron rejas en la entrada de cada torre, colocaron tuberías, apagadores, cerraduras y toma corrientes,  pues les advirtieron que no había presupuesto.

Tradiciones Sacrificadas

Sujeidy García tiene cinco niños, que no recibirán el regalo del Niño Jesús. En su mesa tampoco habrán hallacas, ni pan de jamón. La prioridad es arreglar el problema del agua y la electricidad. “Es difícil tener cuatro paredes sin los servicios necesarios, vivir en peligro con conexiones improvisadas que pueden ocasionar incendios o incluso que algún niño se electrocute.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.