El juicio que se iba a reanudar el miércoles tras un año de suspensión. (Foto Archivo/El Carabobeño)

AP

El proceso contra la jueza María Lourdes Afiuni, cuya detención se ha convertido en un símbolo de los derechos humanos, fue diferido el miércoles casi una semana después de que su caso fuese debatido por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas.

El juicio, que se iba a reanudar el miércoles tras un año de suspensión, fue pospuesto porque en el tribunal “no hubo despacho (funciones) debido a que la jueza está de permiso”, dijo a la prensa José Amalio Graterol, uno de los abogados de la magistrada.

Desde que se interrumpió el proceso en octubre de 2013 “sólo tenemos excusas, no hay voluntad de reanudar el proceso. Esto denota que esta jueza no es autónoma e independiente”, agregó el abogado.

El tribunal mantiene sobre Afiuni una medida cautelar que le prohíbe hablar a través de medios de comunicación y redes sociales, salir del país mientras continúa el proceso en su contra por presunta corrupción y la obliga a presentarse cada 15 días ante el tribunal.

Afiuni se encuentra en libertad condicional desde junio de 2013, un beneficio recibido para tratarse afecciones de salud luego de tres años y medio de detención.

El proceso contra Afiuni es un emblema de los opositores del fallecido presidente Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro, a quienes acusan de ejercer influencia en el sistema judicial.

La jueza fue encarcelada en 2009 por ordenar la libertad provisional del exbanquero Eligio Cedeño, preso durante casi tres años a la espera de un juicio por supuestamente violar el sistema de control de divisas vigente desde 2003. Al obtener la libertad provisional Cedeño, que aseguraba ser un perseguido político del gobierno de Chávez, huyó del país y pidió asilo en Estados Unidos.

El juicio contra Afiuni comenzó en noviembre de 2012. La magistrada, según citaron sus abogados, considera que el proceso no es legal porque no es posible que un juez “por tomar una decisión que no le gusta al Ejecutivo Nacional pueda ser juzgado y privado de libertad arbitrariamente”.

La defensa ha pedido el retiro de los cargos argumentando que en cinco años no se han presentado pruebas fehacientes en contra de la jueza.

Organizaciones internacionales como Naciones Unidas, Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se han pronunciado a favor de Afiuni y exigen que se respeten sus derechos humanos y sea sometida a un debido proceso.

El 6 de noviembre el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas expresó su inquietud por las presuntas violaciones a los derechos humanos de Afiuni y otros detenidos en Venezuela, entre ellos el dirigente opositor Leopoldo López.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.