COMPARTE


Solo mercancía de la temporada anterior se observa en los negocios. (Foto Andrews Abreu)

Dayrí Blanco

Este año la temporada navideña no será la misma. Existe el riesgo latente que los comercios no puedan exhibir los artículos típicos de fin de año. Igual suerte corren los establecimientos que venden ingredientes para los platos de la época. La convocatoria tardía del Sicad II para el sector así lo ha determinado. Con dificultad solo el 30% podrá hacer reposición de sus inventarios. El resto deberá conformarse con la mercancía excedente de la zafra anterior.

Se necesitan al menos seis meses para iniciar los trámites para la compra en el exterior. Este año comenzarán a hacerse a 15 días del inicio de la temporada. Es un largo proceso que apenas comenzó esta semana con la subasta 24. Quienes participen lo harán sin conocer cuánto será el monto adjudicado, lo sabrán a final de semana cuando el Cencoex lo publique. Después deben esperar la liquidación de la asignación para poder hacer los pedidos en el exterior, embarcarlos, esperar su llegada al país, nacionalizarlos, entregarlos a las cadenas de distribución para que se hagan los respectivos despachos. Todo esto requiere de 90 a 120 días. Lo que quiere decir que la mercancía estará exhibida al público para finales de diciembre o inicios de enero.

Esto implicará la caída de 70% a 75% de las ventas, según advirtió el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Gustavo Sosa Izaguirre. Las hallacas, el pan de jamón y los adornos navideños, no son prioridad para el Gobierno. “Si hay problemas de escasez de medicinas y algunos rubros alimenticios de hasta 75%, en menor escala, se aprobarán dólares para la temporada decembrina”.

En Valencia son pocos los comercios que comenzaron a ofrecer al público artículos navideños. Los que lo hacen exhiben la mercancía que les quedó en inventario del año anterior. Maryelis Ortega, encargada de un negocio en el casco central, dijo que no han recibido despachos. Solo tendrán a la venta lo poco que se muestra en sus estantes. No podrán ofrecer la acostumbrada variedad a sus clientes por la imposibilidad de importar a precio preferencial, y no poder participar en las subastas al no contar con algunos requisitos que forman parte de la burocracia del Gobierno.

La compra de artículos a fabricantes nacionales está descartada para la mayoría, debido al incremento de hasta 100% de los precios que estuvo condicionado por la misma relación de aumento en materia prima.

El panorama indica que de 120% a 300% tendrán que pagar los consumidores por encima de lo que desembolsillaron el año anterior por artículos navideños. Esta cifra incluye al sector juguetero, que ha sido excluido del Sicad I y debe conformarse con el precio de 50 bolívares por dólar del Sicad II, para poder abastecerse.

Para Sosa Izaguirre la incertidumbre es un elemento persistente. Aun cuando se anunció la convocatoria, el Cencoex no publica el monto de la subasta ni especifica qué artículos navideños e ingredientes para los platos típicos de la temporada, estarían incluidos. Solo queda esperar que se publique en la página web del ente emisor todos los detalles.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.