“The Endless River” recupera los sonidos del grupo en los años 90. (Foto Archivo)

EFE

El grupo inglés de rock Pink Floyd lanzó este lunes al mercado el que será su último disco, “The Endless River”, un álbum principalmente instrumental dedicado al fallecido teclista Rick Wright.

Simultáneamente con su salida a la venta a través del sello Parlophone, este trabajo se presentó en un acto en Londres, en el que la inconfundible música de la banda se acompañó de una instalación de luz y proyecciones psicodélicas como los temas que les llevaron a la fama en los años 60 y 70.

“The Endless River” recupera los sonidos del grupo en los años 90 y, según había explicado anteriormente David Gilmour, uno de los productores junto con Phil Manzanera, Youth y Andy Jackson, se nutre de “la música que surgió de las sesiones (de grabación) de ‘Division Bell’ en 1993”.

En esas sesiones estaba presente todavía el teclista Rick Wright, fallecido en 2008 y a quien sus compañeros Gilmour y el baterista Nick Mason dedican el trabajo como un “homenaje póstumo”.

“Escuchamos más de veinte horas de nosotros tres tocando y seleccionamos la música sobre la que queríamos trabajar para este nuevo álbum”, afirmó Gilmour, quien señaló que se han añadido “partes nuevas” para convertir el trabajo “en un disco de Pink Floyd del siglo XXI”.

Para Mason, el disco “es una gran oportunidad de reconocer, recordar y quizás dar más crédito, si bien un poco tarde”, a Wright, que murió a los 65 años. El resultado es un álbum de cuatro caras al más puro estilo Pink Floyd, con sonidos surrealistas y casi étnicos, muy sugestivo y reminiscente de lo mejor del grupo.

Con un único tema con letra, “Louder Than Words”, que pone el punto final al álbum, el espíritu de “The Endless River” lo captura la enigmática imagen de la portada, creada por el artista digital egipcio Ahmed Emad Eldin, de 18 años, y que muestra a un hombre “remando” en un mar de nubes.

Pink Floyd se formó en Londres en 1965, siendo los miembros iniciales Syd Barrett, Nick Mason, Roger Waters y Richard Wright. El guitarrista David Gilmour se unió en 1967 y Barrett, que tenía problemas de salud mental, dejó el grupo un año después.

Con sus letras filosóficas, su experimentación de sonidos y sus más de 300 álbumes vendidos, Pink Floyd está considerado uno de los grupos musicales más influyentes del siglo XX.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.