COMPARTE

Marianela Ágreda Armas

Trabajadores de la Corporación Eléctrica (Corpoelec) en Aragua, exigen la militarización de las subestaciones de transmisión de la entidad ante la ola de robos que se registran en la entidad y que pone en riesgo la vida del personal. Hasta ahora no hay respuesta de las autoridades. 

Juan González, secretario general del Sindicato de la Industria Eléctrica en Aragua (Sintiea), señaló que a la ola de inseguridad en sus puestos de trabajo se suman las pésimas condiciones laborales y socioeconómicas que van en detrimento de la calidad de servicio que prestan a la población. 

Relató el sindicalista que el 25 de diciembre varios hombres armados con armas blancas y de fuego irrumpieron en la Subestación de Transmisión en San Vicente, donde sometieron al operador encargado de vigilar el circuito. 

Al parecer la intención de los delincuentes era cargar con equipos de informática y aires acondicionados, pero arremetieron contra el trabajador a quien le causaron una herida en la espalda causada con un machete.

“De haberse concretado el robo hubiese quedado sin servicio eléctrico toda la Zona Industrial de San Vicente y parte del centro de Maracay”. 

Hasta ahora, aseguró González, no tienen respuesta de las autoridades regionales ni del ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domíguez. 

Exigen que las subestaciones sean tomadas por la Fuerza Armada a fin de garantizar la vida de los trabajadores de Corpoelec. 

González denunció que a la petición de seguridad laboral no hay respuesta, sin embargo, cuando hay fallas en el sistema, los trabajadores son buscados por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) acusados por saboteo del sector eléctrico. 

“Al ministro no se le ve ninguna intención de buscarle solución al problema que tenemos y esto se repite en todo el país”. 

Citó que en Falcón los trabajadores de un subestación también fueron víctimas del hampa y que hace dos meses se registró la misma irregularidad en la Subestación Soco en La Victoria. 

Dijo que cada día se deteriora la calidad de vida de los 1.500 trabajadores de la industria eléctrica en Aragua y de los 37 mil que hay en todo el país. 

Sobre los beneficios laborales, enfatizó que desde el 10 de diciembre no cuentan con medicinas por parte del seguro La Previsora, pero tampoco les reembolsan el dinero que deben invertir por ese concepto, además, el seguro HCM solo les cubre 150 mil bolívares. 

De ingual manera citó que el comedor de los trabajadores de Planta Centro está paralizado desde hace dos semanas y tampoco hay respuesta. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.