COMPARTE


Desfile de Dior. (Foto EFE)

EFE

La casa francesa Dior Homme se vistió de etiqueta, con esmoquin o frac, para desfilar junto a una orquesta en la Semana de la Moda Masculina de París, que abrió el día con los futuristas y surrealistas diseños para otoño-invierno de Kenzo.

En el Tennis Club de París, el diseñador belga Kris Van Assche resucitó los estrictos conjuntos masculinos de gala y en este proceso no olvidó las tradicionales pajarita y corbata, el chaleco y el fajín.

El desfile, al que acudieron los actores Lambert Wilson y Luke Grimes, comenzó en medio de una profunda oscuridad, rota únicamente por unas notas musicales.

Tras disfrutar durante algunos segundos de esta expectación, el público pudo descubrir cómo, al levantarse el telón negro que separaba las dos gradas de asistentes, aparecía una orquesta de 32 músicos.

Con una gran presencia de violines y otros instrumentos de cuerda, el conjunto entonó “The Landsc Apes”, de Koudlam, mientras los modelos caminaban por una pasarela de parqué negro.

A pesar de recurrir a un imaginario clásico, esta puesta en escena tenía como objetivo situar en una perspectiva más flexible los tradicionales espectáculos y encuentros sociales que requieren el vestuario más exigente.

El mensaje de Dior con esta colección de otoño-invierno es que la etiqueta no es incompatible con la estética deportiva y que una gorra o unas zapatillas en absoluto desmerecen al más exquisito de los esmóquines.

Van Assche decoró sus siluetas blancas y negras con chapas con motivos florales en un guiño a Christian Dior y al “hombre flor”, como consta en el comunicado facilitado a la prensa.

En este intento por modernizar el armario del varón, la firma francesa abogó no solo por los tejidos ingleses, sino que jugó con el vaquero -con el que decoró algunas solapas y construyó abrigos, chaquetones y trajes- y con luminosos amarillos sobre los bordes, los estampados, la pata de gallo y las suelas del calzado.

Otros elementos clave fueron los chalecos, que llegaron hasta la rodilla para alterar el traje de tres piezas, los abrigos extremadamente grandes y el borreguito en las solapas.

Con la mirada puesta en un futuro tecnológico exultante de color, el dúo artístico formado por Carol Lim y Humberto León presentó una propuesta para Kenzo completamente opuesta.

Sirvan algunos ejemplos para ilustrar la distancia que lo separa: los cuellos de la cazadora también estuvieron recubiertos de pelo, pero en este caso en una paleta difuminada, y los escasos trajes de chaqueta se llevaron con un jersey en contraste cromático.

Los derroteros de la firma conocida por sus estampados la llevaron por motivos surrealistas, variopintas combinaciones de franjas, jaspeados y telas metalizadas.

En cuanto a los complementos, destacaron las botas “remendadas” con puntos, como cicatrices en el calzado, así como los mitones que se limitaron a cubrir la palma y el reverso de la mano, o los bolsos que simularon las bolsas de basura, ya sea por su forma como por el hecho de atarse en la parte superior.

El colectivo creativo Études Studio, con sede tanto en París como en Nueva York, integró el calendario de la Cámara Sindical de la Moda Masculina con una colección obsesionada por el tiempo y el espacio reticular.

“In time”, “24-7-365” o un código QR fueron algunos de los mensajes que se trasladaron a los diseños que esta firma descubrió en tres bloques cromáticos en la galería acristalada del edificio histórico Le Centorial.

Los edificios acristalados se estamparon sobre los tejidos de una colección que abogó por los petos con corbata, los ochos enormes de punto y las viseras.

La firma coreana Songzio recubrió los cuerpos con diseños que reprodujeron la rugosidad de las pieles de anaconda, elefante o cocodrilo, y confeccionó estampados que tan pronto podían hacer referencia a una pared de ladrillo, a unas manchas de leopardo o a un tablero de ajedrez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.