COMPARTE

Sara Pacheco

Emma Rosendo vive en La Florida. Desde hace aproximadamente 2 meses solo consigue transporte de la Unión Bucaral. “Los que hacen lo que les da la gana”, describió. No solo debe soportar guindarse en la puerta, corriendo peligro por el déficit de transporte público en toda la ciudad, sino que además debe pagar hasta tres veces el pasaje porque los choferes incumplen la ruta establecida.

En la Lara dicen: bájese todo el mundo, llego hasta acá., contó Rosendo. Luego desde allí hay que abordar otra hasta Plaza de Toros y después una hasta Las Brisas –donde trabaja- cuando antes hacia toda esa ruta en un solo autobús.


Esta modalidad no es nueva, pues se presenta desde hace varios años, sin embargo solo se evidenciaba en horas pico y en algunos tramos. Hoy día de acuerdo a Emma, prácticamente todos los conductores emulan la acción. El escudo que muestran a los pocos valientes que se atreven a reclamar, lo levantan bajo la premisa de falta de repuestos y cauchos.

A Emma el sueldo se le va en transporte. A las discusiones diarias con los colectores por el cobro adecuado, pues aún en rutas urbanas cobran Bs 18 o Bs 20, cuando lo correcto son Bs 15, debe añadir disputas por cumplimiento de zonas que muestran los carteles.

Sur y norte sufren lo mismo

Era sábado, no más de las 2 pm cuando Carlyn Montenegro se disponía a regresar a su casa. Se encontraba en la avenida Aranzazu. Tuvo que abordar la unidad hasta la avenida Lara, luego otra que la dejara en la Cedeño para subirse a una tercera que la llevara hasta la avenida Bolívar, frente un centro comercial concurrido y posteriormente abordar el transporte hasta Naguanagua. 2 horas de trayecto que anteriormente se cubría en menos de 30 minutos.

Para Pablo Pulido, presidente de la ONG Vecinos por el Sur, la razón de este descontrol es clara: falta de Gobierno. “Mañana y tarde son caos. Ni el Instituto Nacional de Transito Terrestre, ni Iamvial de la alcaldía, ni gobernación se ocupan del problema”. Recalcó que la situación se extiende de los límites de la zona sur. “Toda la ciudad lo vive”.

No hay fiscales de tránsito, no hay autoridades que les exijan explicación de porqué borraron la tarifa que mostraba el pasaje a 15 bolívares o que los obliguen a cumplir los viajes, puntualizó Pulido. Conoce algunas personas que han reclamado su derecho y han sido víctimas de amenazas de los mismos transportistas. Recalcó que ha enviado 3 oficios a la Unión Sur de Valencia sin prestarle mayor atención.

Pocas unidades

De acuerdo a anteriores declaraciones de Adolfo Alfonzo, presidente del Sindicato Único de Transporte Público de Carabobo, deberían circular más de 2 mil unidades de transporte, pero solo hay 350. “No reclames que somos de los pocos que están trabajando”, respondió un colector a Carlyn cuando preguntó por qué debía cancelar de pasaje Bs 25.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.