COMPARTE

El mayor estudio
hecho en mujeres a las que les retiraron, congelaron y trasplantaron tejido
ovárico indica que la técnica experimental es segura
y puede ayudar a una
tercera parte de las pacientes a tener bebés, se informó el martes.

El procedimiento está
dirigido a mujeres con cáncer que desean preservar su fertilidad
, dado que
los tratamientos contra esta enfermedad pueden dañar los ovarios. Es común que
los científicos retiren un ovario y lo corten en tiras que luego congelan. Años
después de que la mujer se ha recuperado del cáncer, los médicos injertan parte
del tejido extraído en el ovario restante.

Los investigadores dieron seguimiento a 41 mujeres que se
sometieron al procedimiento en Dinamarca de 2003 a 2014. Entre las 32 mujeres en el estudio que querían bebés, 10 lograron
embarazarse y dar a luz
. A nivel global, más de 36 bebés nacieron de
mujeres que tuvieron trasplante de ovario, 14 de ellos en el país nórdico.

A diferencia de muchos países, Dinamarca ofrece tratamiento
gratuito a todas las mujeres que cubren los requisitos. La técnica no forma parte del tratamiento de cáncer en otros países,
pero está disponible en algunas clínicas en Europa, algunas de ellas en Gran
Bretaña, Bélgica y Alemania.

“Una vez que
trasplantamos el tejido ovárico, tarda unos cuatro o cinco meses que el ovario
vuelva a funcionar”,
dijo el doctor Claus Yding Andersen, el principal
autor del estudio. El estudio fue publicado el miércoles en la gaceta Human
Reproduction.

En algunos casos el tejido trasplantado duró hasta 10 años,
mucho más de lo que los científicos habían previsto.

El tejido ovárico que siguió trabajando posiblemente tuvo
más óvulos para comenzar, dijo Mark Fenwick, académico en medicina reproductiva
y del desarrollo en la Universidad Sheffield. Agregó que mamás y bebés
requieren seguimiento constante, aunque hasta ahora no se han detectado
problemas vinculados a la técnica.

En el estudio, tres
mujeres con cáncer reincidieron más tarde
, pero Andersen no cree que se
debiera al trasplante.

“Esta técnica todavía tiene que ser más validada, pero
los resultados son reconfortantes”, dijo el doctor Yacoub Khalaf, director
de la Unidad de Concepción Asistida en el Guy’s Hospital de Londres, quien
también está trabajando en mejorar el procedimiento.

La doctora Jane Stewart de la Sociedad de Fertilidad Británica opina que la técnica no es apropiada
para todos
y que los médicos deben ser cuidadosos al elegir qué pacientes
tratar. (AP)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.