COMPARTE


Marcela Máspero, coordinadora nacional de UNETE. (Foto Cortesía)

Con un enérgico rechazo, la Unión Nacional de Trabajadores (Unete) reaccionó al planteamiento del presidente Nicolás Maduro de aumentar gasolina, para atenuar el impacto de la caída del precio del barril de petróleo, que promedia los 40 dólares en el mercado internacional.

Marcela Máspero, coordinadora nacional de UNETE, señaló que de aplicarse esta medida se estaría contribuyendo para aumentar la inflación y denunció que tampoco existen garantías de que el gobierno utilice estos recursos para implementar programas especiales. “Padecemos de desabastecimiento y encarecimiento de los productos de primera necesidad, sin posibilidad alguna de que el Gobierno controle la crisis. Seguiremos dependiendo de las importaciones, pero los dólares pretenden seguirlo manejando desde los factores de poder que tienen negociaciones con sectores que se han enriquecido y también son responsables del desvío de 25.000 millones de dólares”.

La dirigente también enumeró la agenda de protestas que tienen los movimientos sindicales en las próximas semanas en rechazo a las medidas del presidente Maduro. Detalló que este 11 de febrero se realizará una movilización de la case obrera en Valencia; y se espera que se realicen otras acciones en regiones como Portuguesa, Sucre, Bolívar, Barinas y Aragua, “donde se pretende seguir cerrando empresas para frenar la disidencia para enfrentar esta crisis que se le atribuye a otros, pero la sufre la clase obrera”.

Sobre designación de un comité presidencial para que el aumento del precio de la gasolina no tenga incidencia en el pasaje urbano, UNETE señaló que no sólo se trata del factor combustible, sino de los accesorios, lubricantes, repuestos y productos derivados, que son importados, y que encarecen el costo del servicio del transporte colectivos que encarecen el costo del servicio de transporte colectivo.

Por su parte, José Bodas Lugo, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleras, se dirigió a las bases sindicales para reaccionar ante lo que considera como una devaluación las medidas anunciadas por el Presidente.

Por su parte, Orlando Chirinos, coordinador nacional de la Alianza Nacional de Trabajadores Cementeros de Venezuela, señala que por más medidas paliativas que intente colocar el presidente Maduro para que no se aumente el transporte colectivo, su planteamiento supone un impacto negativo en la oferta de bienes y servicios. “Nosotros no alcahueteamos nada. Llaman a un supuesto diálogo que no es más que un debate entre ellos mismos, ante una dirigencia sindical de bases que está descalificada desde el alto Gobierno. Por más intentos que hagan de no aumentar el pasaje, aumentarán los alimentos. Es una farsa, pues Venezuela es un país que todo lo importa y que necesita de combustible para trasladar los fletes en los puertos venezolanos”.

Prensa UNETE



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.