Londres, 2 may (EFE).- Un amplio
estudio difundido hoy por la revista Nature identifica los genes y procesos
mutagénicos que intervienen en el desarrollo del cáncer de pecho, lo que abre
la puerta a la investigación de nuevos medicamentos.

El estudio, que ha sido muy bien
recibido por la comunidad científica en el Reino Unido, por ser el más
exhaustivo hasta la fecha, fue encabezado por Michael Stratton, director del
Instituto Sanger de Cambridge (sureste de Inglaterra).

En declaraciones a la cadena
pública británica BBC, Stratton dijo que el descubrimiento “es un momento
significativo para la investigación sobre el cáncer”.

“En la última parte del
siglo pasado, fuimos capaces de identificar los primeros genes individuales que
mutaban”, explicó.

“Ahora, con nuestra
capacidad para secuenciar el genoma entero de un gran número de cánceres, nos
estamos yendo hacia crear lo que, más o menos, es una lista completa de esos
genes mutados de cáncer”, manifestó.

El equipo internacional de
científicos examinó los 3.000 millones de letras que componen el código
genético en 560 casos de cáncer de pecho (556 pacientes mujeres y cuatro
hombres).

Descubrieron en total 93
conjuntos de instrucciones o genes, que, si mutan, pueden causar tumores.

Algunos de estos genes ya habían
sido descubiertos anteriormente, pero estos investigadores creen que la suya
puede ser la lista definitiva, exceptuando algunas mutaciones raras.

Los autores identificaron una
serie de “firmas de mutaciones” (las marcas que deja la mutación) en
esos genomas de pacientes de cáncer que estaban asociadas con reparaciones
defectuosas del ADN y la función de los genes supresores de tumores BRCA1 o
BRCA2.

En conjunto, los científicos
identificaron 12 tipos de “daños” que pueden causar mutaciones en el
pecho, algunos relacionados con la historia familiar, si bien otros continúan
sin estar explicados.

Por ejemplo, un tipo de mutación
parece derivarse de ataques que el cuerpo hace contra los virus mediante una
mutación de su código genético, un proceso que causa ese daño colateral.
Los investigadores aún desconocen si estos procesos del cuerpo humano pueden
ser alterados, pero esperan que la investigación continúe con el objetivo de
reducir el riesgo de cáncer.

“En el futuro, nos gustaría
poder elaborar el perfil de genomas de cáncer individuales, para identificar
así el tratamiento que más puede beneficiar a una mujer o a un hombre
diagnosticados con cáncer de mama”, declaró una de las investigadoras
Serena Nik-Zainal.
“Es un paso más hacia el cuidado personalizado en casos de cáncer”,
señaló a la BBC.

Emma Smith, especialista de la
organización de investigación británica Cancer Research UK, alabó el estudio al
afirmar que “nos acerca a obtener una imagen completa de los cambios
genéticos en el origen del cáncer de pecho y arroja además intrigantes pistas
sobre los procesos biológicos clave que pueden fallar en las células y causar
la enfermedad”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.