COMPARTE


Fue Paul O’Neill, empleado del parque nacional Nitmiluk quien presenció el hecho. (Foto AFP)

AFP

Un guardia forestal australiano inmortalizó el momento en que un pitón engullía laboriosamente a un canguro entero, una comida que le puede llevar hasta unos tres meses poder digerir.

Paul O’Neill, empleado del parque nacional Nitmiluk, en el Territorio del Norte, se convirtió en espectador del festín el lunes al escuchar los graznidos de alarma de los pájaros.

“Primero vi una serpiente, un pitón oliva, pero mirando desde más cerca realicé que acababa de matar a un canguro joven y se aprestaba a devorarlo”, explicó O’Neill a la AFP. “Es la presa más grande que una serpiente de esta talla puede comer”, añadió.

El pitón medía entre 2,5 y 3 metros de largo. Necesitó unos 40 minutos para tragarse a su presa, mientras que el guardia forestal tomaba fotografías de la escena. “Tuvo realmente problemas para poder tragar la protuberancia del vientre, después el canguro se deslizó”, dijo. “Esta comida le durará entre dos y tres meses”, aseveró.

Según el testigo fortuito, probablemente el pitón sorprendió al canguro mientras comía ciruelas caídas de un árbol y lo mató asfixiándolo.

El pitón oliva, una serpiente constrictora, es uno de los más grandes de Australia. Puede medir hasta 4,5 metros de largo, y pesar hasta 20 kg. No es venenoso y tiene sobre todo hábitos nocturnos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.