Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Unas 24 casas invadidas de aguas cloacales en barrio La Guacamaya

Euclimary Heredia Aponte

No hay recursos. Es la respuesta que constantemente les dan a los habitantes del barrio La Guacamaya quienes desde hace dos años se ven afectados por las cloacas desbordadas específicamente en la parte baja de la calle Los Aguacates cruce con Los Cedros. 

Al menos 24 viviendas son las afectadas. Ofelia Parra, vocera de economía comunal, indicó que en múltiples oportunidades han acudido a Hidrocentro, pero la institución no ha atendido la denuncia, sin embargo se conoció que hace aproximadamente un año una cuadrilla de la hidrológica realizó una inspección para destapar las cañerías afectadas.

 Con un hidrojet procedieron a romper la calle para verificar el estado de las tuberías y se percataron de que la tubería de aguas servidas no podría ser descongestionada con esa herramienta. Se ameritaba un nuevo sistema de tuberías para aguas negras. La respuesta fue que no había recursos para costear los trabajos necesarios para la solución del problema. 

Parra lamentó que ningún ente haya tomado medidas para solventar la situación que atraviesa la comunidad. Tanto que el Gobierno se llena la boca diciendo que hay recursos para casas y proyectos y no vela por el bienestar del pueblo, afirmó. 

Vecinos del barrio comentaron que el problema se ha agravado tanto que las paredes de las casas presenta humedad y los patios se convierten en lagunas de aguas negras. José González, otro de los afectados, manifestó que anteriormente en su hogar había varios sembradíos entre ellos matas de cambur que poco a poco se han ido muriendo a causa del brote de las cloacas. 

Pozo De Aguas Blancas Inoperativo

Sumado a la problemática de las aguas residuales el servicio de aguas blancas es intermitente, no solo la frecuencia con la que llega, sino la calidad. Resultan evidentes las condiciones deplorables del líquido. 

La comunidad contaba con un pozo de aguas blancas, pero desde hace algún tiempo se dañó la bomba que permitía la salida del agua y pese a las solicitudes de ayuda que  han realizado en la Gobernación no han arreglado nada. La pieza se descompuso por los frecuentes cortes eléctricos que vive el barrio. 

Pozo Séptico

La necesidad obliga. Un grupo de seis vecinos construyó un pozo séptico para tratar de superar un poco el problema. Pero llevan cinco años sin hacerle mantenimiento por falta de dinero. La última vez que consultaron precios para la limpieza les dijeron que serían unos 50 mil bolívares aproximadamente. 

Habitantes exigen a las autoridades que medien por ellos ante Hidrocentro para dar solución a esta situación que ha desencadenado una crisis sanitaria en la vecindad. Tanto la Alcaldía de Valencia como la Gobernación de Carabobo deben cumplir con sus obligaciones y prestar apoyo a los ciudadanos, sentenció la vocera.

Únete a nuestros canales en Telegram y Whatsapp. También puedes hacer de El Carabobeño tu fuente en Google Noticias.

Unas 24 casas invadidas de aguas cloacales en barrio La Guacamaya

Activa las notificaciones Lo pensaré