COMPARTE

Darío Sánchez García

dsanchez@el-carabobeno.com

Vecinos de la urbanización La Pradera, en San Joaquín, contabilizaron 25 delitos, entre robos y hurtos de
baterías para carros, cauchos, teléfonos celulares y un asalto de una vivienda,
en las últimas dos semanas.  

Los registros engrosan una
estadística que alarma a centenares de propietarios en los edificios Araguaney y Apamate, que posicionan a la inseguridad como el primer problema
del urbanismo.

Delincuentes hurtaron cauchos de dos carros, uno de ellos
quedó en cuatro bloques y le quitaron la batería a tres vehículos
la madrugada
del sábado. Todo eso en poco menos de dos horas y 30 minutos, relató Mariadi Hernández.

Los vecinos intentan organizarse para detener los índices de
inseguridad
o por lo menos impedir que incrementen ante la inoperancia del consejo comunal, añadió la vecina.

Hernández reconoció que desde el domingo ha sido muy efectivo el patrullaje por los cuadrantes. Ahora hay un
enlace directo con el oficial del cuadrante
, apuntó.

Bombillos quemados

Mariadi Hernández indicó que los 60 bombillos
que donó la alcaldía para alumbrar a las calles de La Pradera duraron solo una
semana. “Se quemaron”
, criticó.

Los vecinos invirtieron de sus bolsillos 30 mil bolívares para
mejorar el sistema de alumbrado que estuvo apagado hasta el lunes
, destacó
Hernández.  




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.