COMPARTE


Los consumidores indignados exigían la venta de los rubros. (Foto Andrews Abreu)

María Eugenia Espinoza

Cerca de las 6:00 p.m., en el abasto Bicentenario de El Trigal, la gran cantidad de personas que permanecía en la cola desde la mañana se alteraron cuando el personal del establecimiento les indicó que no seguirían despachando porque supuestamente se había agotado la mercancía.

Los consumidores indignados exigían la venta de los rubros. Aseguraron sentirse burlados y humillados por hacer una cola por más de seis horas, bajo el inclemente sol, y tener que marcharse con las manos vacías.

Dentro del local permanecían funcionarios de la Policía de Carabobo y de la GNB presuntamente para custodiar el abasto, sin embargo, las personas que estaban en la fila aseguraron que ellos estaban esperando para llevarse la leche, el pollo, la margarina y todos los rubros que quedaban, porque a su criterio no se habían acabado.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.