COMPARTE

Dayrí Blanco

Once meses tuvieron que pasar. Justo el día que se decretó la emergencia económica en el país el Banco Central de Venezuela (BCV) publicó casi de forma simultánea los resultados del Índice Nacional del Precios al Consumidor (INPC) en los que Valencia resalta como la cuarta ciudad más cara del país con una inflación acumulada de 119,4% desde enero de 2014 a septiembre de 2015. 

La lista la lidera Barquisimeto con 129,9%, seguida de Maturín (121,2%) y Ciudad Guayana (120,5). La capital de menor inflación fue Maracaibo con 95,7%. Durante 2014 Valencia fue la ciudad más cara del país con un INPC de 78,6%. Lo que implica que hasta el tercer trimestre de 2015 tuvo un incremento negativo de 51,91%. 

De manera general Venezuela registró una inflación de enero a septiembre de 108,7%,  en la que se combinaron variaciones intertrimestrales de 19,1%, 26,1% y 38,9%, correspondientes al primero, segundo y tercer trimestre; mientras que la variación anualizada al cierre del noveno mes del año pasado se ubicó en 141,5%. 

Alimentos impagables

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas están de primeros e la lista de rubros con mayor incremento de precio calculado en 55,7%. Le siguen  restaurantes y hoteles (52,0%); bebidas alcohólicas y tabaco (50,9%); servicios de educación (43,3%); vestido y calzado (35,6%); equipamiento del hogar (33,3%); esparcimiento y cultura (30,0%); transporte (27,0%); salud (23,8%); bienes y servicios diversos (22,3%); comunicaciones (15,0%); alquiler de vivienda (9,0%); y servicios de la vivienda (2,5%) . 

87% de desabastecimiento

El informe del BCV incluyó el desabastecimiento de algunos productos de 87%, denominado como “existencia de acaparamiento”. Los resultados se producen en un contexto general caracterizado por una reducción de la oferta de bienes de consumo final, debido a la baja en las importaciones y a la merma en la producción nacional, circunstancias a su vez influenciadas por la caída de los precios internacionales del petróleo. 

Construcción por el suelo

Las actividades económicas están en aprietos según el documento oficial. En las actividades no petroleras destaca el crecimiento positivo experimentado en las comunicaciones (+2,2%) y en la prestación de servicios del Gobierno general (+1,0%). Pero esos resultados no permitieron compensar la disminución observada en construcción (-20,2%), instituciones financieras (-14,4%), comercio (-12,8%), manufactura (-11,1%), transporte y almacenamiento (-10,7%), servicios comunitarios sociales y personales (-6,6%), minería (-4,6%) y electricidad y agua (-3,7%). 

La industria de la construcción es una vez más la más afectada debido al descenso experimentado en las obras demandadas por los sectores público en 22,4% y 7,1% en el privado (-7,1%). La dificultad para acceder a insumos básicos como cemento, cabillas y productos de madera, vidrios, cables y cerámica, fue determinante. 

Menos ingresos

El déficit de la balanza comercial resulta un elemento alarmante. Las ventas externas totalizaron ocho mil 483 millones de dólares, monto inferior a los nueve mil 265 millones alcanzados por las importaciones de bienes. El declive de las exportaciones totales estuvo marcado por las petroleras, dado el rezago de 57,8% en el precio promedio de la cesta venezolana, y por la contracción de 21,4% en las ventas no petroleras, que representan 6,1% de las exportaciones totales, afectadas por el descenso en 22,1% de las empresas privadas y de 33,1% del sector público. La disminución de las exportaciones del sector privado se focalizó en rubros como sustancias químicas y minerales metalíferos; aunque se observaron incrementos en productos alimenticios. En las exportaciones públicas se observó una baja en sustancias químicas, carbón y electricidad, pese a que se evidenciaron aumentos en hierro, aluminio y acero.  




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.