COMPARTE

Alfredo Fermín || [email protected]

Sobre el problema de la basura hay mala información y muchos
políticos entorpeciendo la gestión del alcalde Miguel Cocchiola para que no
tenga más aspiraciones políticas. La zona de transferencia de los desechos
sólidos no será construida sin el consentimiento del Ejecutivo del estado. Esto
tiene que quedarle muy claro a los opositores.

Así lo expuso Juan Carlos Cárpico, coordinador general de la
Alcaldía de Valencia, entrevistado para conocer cuáles son los alcances y
beneficios del proyecto de una zona de transferencia de basura en la zona
industrial El Recreo en la parroquia Rafael Urdaneta.

Respaldado por gráficos, explicó que el problema de la
basura no se puede resolver si no se atienden el déficit de camiones, sin los
cuales no se puede recoger los desechos. Al panorama se suman la falta de
repuestos, la falta de una nueva ordenanza sobre el Aseo Urbano y la creación
de una zona de transferencia de la basura.

– Valencia, afirmó Cárpico, necesita 120 camiones y tenemos
71. Las operadoras de Valencia requieren otros 50 camiones, que no se pueden
adquirir porque quien los importa es el Gobierno. No se pueden comprar al
sector privado aún teniendo el dinero, porque todo está controlado. De los 71
camiones existentes, 41 están operativos y 30 están dañados; les faltan
cauchos, baterías y autopartes.

¿Por qué se ha tardado tanto la aprobación de la nueva
ordenanza sobre Aseo Urbano en la Cámara Municipal?

– La nueva ordenanza es urgente porque, si no tenemos un
instrumento legal que nos permita prestar un buen servicio, nunca resolveremos
el problema. Las tarifas residenciales actuales, que están congeladas, son tan
baratas que es mejor dar gratis el servicio.

La única ordenanza de Venezuela donde se comete una
arbitrariedad, es en la del Aseo Urbano de Valencia, porque los concejales
fijan las competencias de las tasas y lo que se les va a pagar a las
operadoras. Esto es coadministración ilegal e inconstitucional porque el
precio, de lo que se le paga a las operadoras, lo debe fijar la oferta y la
demanda.

Si los concejales fijan los precios de la tonelada de basura
muy alto, quiebran al municipio porque el dinero que se alcance por la
recaudación, lo debe pagar con esos recursos. Y si lo ponen muy bajos, quiebran
a las operadoras, que cobran 700 bolívares por tonelada por lo cual están
quebradas. Por eso, no tienen dinero para repuestos, ni para reponer la flota
de camiones. Un caucho vale 200 mil bolívares para lo cual las operadoras
tienen que trabajar un mes.

– La ordenanza no ha sido aprobada por ganas de sabotear.
Pero ya se están discutiendo las tarifas. Tenemos  fe en que podamos aprobarla este año. No será
como la presentamos, pero al final quienes legislan son los concejales.
Nosotros lo que les pedimos es que la aprueben bien hecha.

¿Cuáles son las otras irregularidades de la ordenanza
vigente?

La ordenanza actual no nos da la posibilidad de sancionar a
los prestadores de servicio si sacan la basura a destiempo o si echan escombros
en la vía , o no se cumplen  los horarios
de trabajo.

¿Cómo define una zona de transferencia que tan pocas
personas sabemos qué es ?

– Es un sitio donde se cambia la basura de un camión pequeño
a uno más grande, directamente, sin tocar el piso. La zona de transferencia no
es lo que se ve cuando se entra a Caracas, ese es un mini vertedero. En la zona
de transferencia no se acumula basura, en ningún lado.

Las zonas de transferencia representan un ahorro de dinero y
mejor servicio. Valencia necesita, por lo menos, cuatro zonas porque estamos en
una ciudad de más de un millón de habitantes. Deben estar distribuidas en
sitios donde los camiones puedan recoger la basura y llevarla a donde está la
gandola que, una vez que se llena, se traslada a La Guásima o al relleno
sanitario. Una zona de transferencia nos da la posibilidad de tener un horario,
que ahora no tenemos, porque cuando cierran La Guásima, hay que esperar que la
abran.

No es cierto que va a llevar para Rafael Urdaneta, basura de
San José o de Miguel Peña. Se escogió la zona industrial El Recreo porque es la
más adecuada. Es la parroquia más alejada de La Guásima y del vertedero que
estará en la vía El Paíto. Es la zona con mayor crecimiento poblacional. Allí está
la Ciudad Chávez. Lo que estamos haciendo no es para el Gobierno de Cocchiola.
Ese es un proyecto a futuro.

¿Y la nueva ordenanza será rentable?

– Con la nueva ordenanza, aún ajustándole las tarifas, no se
van a costear los gastos por la recolección de la basura. En San José se
deberían pagar mil bolívares y 350 en Miguel Peña. Esto sería un escándalo, lo
que quiere decir que la basura siempre será un servicio subsidiado.

Se dice que el conflicto se ha presentado porque la alcaldía
no ha solicitado el visto bueno de la Gobernación para la zona de transferencia,
que es una de sus potestades

– Hay personas interesadas en mal informar. Estamos haciendo
las gestiones y debatiendo el asunto públicamente.

Nosotros, en el marco de cooperación de las instituciones,
vamos a solicitarle a la Gobernación que nos permita operar una zona de
transferencia hasta que ellos asuman la responsabilidad. Esta es una propuesta
transparente y, si nosotros tenemos los recursos y la necesidad de resolver el
problema de la basura, lo haremos.

Pero se dice que la Alcaldía está comprando terrenos para la
zona de transferencia sin autorización previa del Ejecutivo

– Nosotros no podemos comprar terrenos si no tenemos
permisos de los concejales. Pero de acuerdo con la Ley de los Residuos Sólidos,
se pueden hacer expropiaciones para la basura, sin pasar por la Cámara
Municipal, aunque tenemos que estar seguros de lo que vamos a expropiar.

Por eso, estamos tramitando los permisos de operación ante
el Ministerio del Ambiente y la Gobernación, para el funcionamiento de la zona
de transferencia. La idea es que cada año se construya una de las cuatro zonas
de transferencia que hacen falta en Valencia.

El problema es que la gente piensa le van a colocar una
montaña de basura cerca de su comunidad. Es una mentira porque lo que se trata
es de la transferencia de un camión pequeño a otro grande.

Quiero aclarar que las zonas de transferencias solo pueden
estar en zonas industriales establecidas en el Plan de Desarrollo Urbano Local.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.