COMPARTE

Sara Pacheco

 

La ciudadanía está cansada de vivir entre deficiencias. Lo
demuestran cada vez con más ahínco. Las constantes, y a veces permanentes
fallas en los servicios básicos han desatado quejas ante medios de
comunicación, pues sienten que su voz ya no es escuchada en las instituciones.
El panorama negativo trae consigo, en ciertos sectores, ideas ingeniosas que
demuestran la creatividad y ganas de cambio en sus pobladores.

En el Parque residencial Florida, en Miguel Peña, se han
desatado soluciones a partir de la ecología. En la avenida principal de Bella
Florida los vecinos han sembrado plantas para evitar que otros arrojen basura
en la isla, lo que no solo se transforma en una mala imagen del sector, sino
que afecta la estabilidad y calidad de quienes están más cerca de los pequeños
basureros.

Lilibeth Heredia explicó que el 12 de octubre iniciaron
frente a su hogar la plantación de nuevos árboles, emulando la acción de áreas
cercanas. “Las cuidamos para que crezcan, no solo queremos que la parte de
nosotros se vea así, sino toda la isla. De punta a punta”.

Sin embargo no ha sido fácil. Lilibeth describe a algunos
residentes como apáticos. Presume que se debe a falta de valores. “Hay que
estar pendiente. Algunos no quieren contribuir, personas todavía ponen basura
sobre las maticas”. Quienes empezaron con el proyecto están atentos a que los
demás, por lo menos, respeten el área verde.

 

Escenario anterior

El camión del aseo urbano no pasaba con frecuencia, tampoco
entraba a los urbanismos cercanos, aunado a que los ciudadanos no respetaban el
horario. La última vuelta que realizaba era al mediodía. Algunos esperaban que
pasara la hora para depositar sus desechos en la isla.

Era horrible, describió Lilibeth. El olor a animales muertos
y alimentos en descomposición hacían imposible mantenerse fuera de las casas.
Los desechos eran traídos de todas partes. Habían personas que les pagaban por
dejar bolsas.

La impotencia se apoderaba de la madre de familia. “Me
molestaba. ¿Cómo le decía a la gente que no colocara basura si había mucho
espacio? Me sentía sola cuando me tocaba discutir”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.