COMPARTE

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

Desde hace seis meses, vecinos de la calle 50  del sector 23 de Enero, en Puerto Cabello,
confrontan un problema que amenaza la salud de los más pequeños: un bote de aguas
negras que inunda la vía de fétidas aguas y zancudos.

Cansados de esperar por una solución de parte de la Compañía
Anónima Hidrológica del Centro (Hidrocentro), o desde la municipalidad,  trancaron la referida vía de esta comunidad.

María Suárez, vocera de los afectados, detalló que hacia la
estatal de agua se han enviado varias notificaciones y un igual número hacia
las dependencias de la Alcaldía porteña.

Los vecinos trancaron la calle como una acción desesperada,
ante el prolongado tiempo sin recibir repuesta sobre un plan de obras que
erradique esta situación. Este no es el único problema que aqueja a este sector
de  la popular barriada. Sus habitantes
aseguran que es necesario también repavimentar pronto la calle, porque  los huecos ya han alcanzado dimensiones que
constituyen un riesgo para peatones y vehículos que transitan por allí.

“Se han burlado de nosotros en reiteradas ocasiones, ya
que aseguran que van a venir el mismo día en que los llamamos y nos dejan
esperando, por lo que no levantaremos la protesta hasta que vengan”,
aseguraron el resto de los vecinos.

En la calle afectada por la contaminación de las aguas
negras vertidas ehay un total de  30  familias con niños y adultos mayores que son
los más afectados por este tipo de situaciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.