Habitantes de la comunidad El Playón, estado Mérida, se mantienen en protesta desde la madrugada de este viernes, luego de que se registrara un inconveniente
con ocho huéspedes de una posada, quienes presuntamente atacaron a vecinos del
lugar.

Periodistas de la entidad aseguraron a través de las
redes sociales que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) mostraron apoyo
hacia los presuntos agresores, entre quienes se encontraría un familiar de la
primera dama, Cilia Flores
; acción que habría producido un enfrentamiento entre
residentes de El Playón y uniformados.

Tras lo ocurrido, los lugareños decidieron continuar la
protesta en el puesto de la GNB
y afirmaron que no abrirán el paso en la vía
hasta que aparezcan representantes del gobierno regional.

El periodista Leonardo León informó que los huéspedes
eran siete mujeres y tres escoltas.

Detenido propietario de posada

El comisario Víctor Hugo Mora, propietario de la posada donde se hospedaron los supuestos atacantes, en El Playón, fue detenido por efectivos del Sebin y presentado en la sede del ente en la región, para que presuntamente rinda declaraciones por las manifestaciones.

La residencia turística, en la cual se alojaron los presuntos vinculados al gobierno, es propiedad de la esposa del comisario, precisó una fuente cercana a Mora para El Nacional Web.

El alquiler del hospedaje se habría hecho vía Internet y solo pidieron como datos para el registro sus nombres por ser una casa para turistas y temporadistas. Según se conoció, los administradores de la casa les dieron a los turistas el reintegro total del dinero y de todos los días que se quedaron.

La comunidad comenzó a lanzar piedras e incluso sugirieron quemar la casa para sacar a los hospedados. Posteriormente, llegó una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana y comenzó a disparar perdigones y a lanzar bombas lacrimógenas en contra de los ciudadanos para resguardar a los agresores, expresó.

Agregó que Mora García, quien fue uno de los fundadores de la policía, logró llegar a su hogar en la mañana de este viernes con su hijo, quien es menor de edad, y recibió una llamada del Sebin en la cual solicitaban que se dirigiera a la sede para informar lo sucedido. El hombre de 53 años aceptó ir para mediar con los vecinos y quitar la barricada.

“La gente pide que el comando de la GNB del Valle sea retirado y que el comisario sea liberado. La fiscal de guardia tiene conocimiento de lo sucedido y ahora están esperando 48 horas para la presentación y para seguir el procedimiento”, reveló.

El funcionario habría sido detenido injustamente pues se desconocen los cargos que se le imputan. Además tiene un estado delicado de salud ya que sufre de hipertensión y severos dolores en la columna vertebral.

Con información de El Nacional




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.