COMPARTE

Sara Pacheco

El abandono se siente en el barrio Los Naranjos. Esta comunidad del sur de Valencia era solo visitada por quienes lo necesitaban. Queda retirada de las avenidas y calles principales. Últimamente ha estado más en contacto con los conductores, pues los desvíos del Distribuidor del Sur, hacen que limiten con las calles de acceso. 

Estas calles pequeñas, destinadas en primer lugar a público bastante reducido, se han transformado en un colapso a toda hora. Por tal razón, muchos conductores de vehículos de carga pesada y camionetas de transporte público, especialmente las de Unión Monumental, usaron el barrio Los Naranjos como desahogo. 

Lo que ocurrió después fue el cese de paciencia por parte de sus habitantes. La velocidad e imprudencia de los dueños del volante, eran una preocupación constante. Además las calles tan angostas no servían para Encavas o camiones que transportan refresco, por ejemplo. Algunos sufrieron destrucción de sus frentes, otros colocaron señalizaciones, que de alguna manera cuidaran a los niños que juegan en la calle. La última opción fue cerrar, con cauchos, troncos y objetos pesados el tránsito en tres calles principales. 

Esto no lo hacemos por desorden, replicó Ludexy Sosa, miembro del consejo comunal. Hace más de tres años se realizó un cambio en las tuberías de aguas negras, supervisado por el consejo comunal pasado y aprobado por la Gobernación de Carabobo, que dejó la capa asfáltica delgada. “Se dio un millardo de bolívares. Primero se usó 35%, luego se pidió lo demás porque no alcanzaba. Una calle faltó porque según no alcanzó el dinero. Además se pidieron tuberías de PVC de ocho pulgadas. Se terminaron trayendo de concreto y de seis pulgadas. El asfaltado estaba incluido, como podrás notar no pasó”. 

No solo el polvo afecta a los vecinos del sector. Las tuberías de gas están debajo del pavimento irregular. Temen que con el paso de vehículos pesados ocurra una tragedia. Un camión pasó por la calle Venezuela, y partió la tubería de cloacas de una vecina, mencionó Alcira González. 

Inundaciones constantes

Los desagües están obstruidos. La lluvia se empoza ya que el problema con las aguas negras no está del todo resuelto. La realidad es que las calles se transforman en piscinas intransitables, con ápices de cloacas. 

Las denuncias se han transmitido a los organismos. Han recibido visitas de la Alcaldía de Valencia. Yaneth Grillo aseguró que les informaron que el proyecto de asfaltado está aprobado desde el año 2010. La comunidad está registrada como una de las beneficiadas por la Feria del Asfalto de la Gobernación de Carabobo. 

Huecos peligrosos

Las esquinas unen las aceras con cañerías. Los espacios entre una y otra son bastante pronunciados. El peligro que tienen los conductores de caer es alto. Diariamente, contó Alcira González, sacan vehículos de los huecos. “Una vez se metió un camión de agua potable. Se tuvo que descargar para después entre todos sacarlo”

En datos

3 calles se cerraron  

2 de junio se iniciaron los desvíos 

2010 fue aprobado oficialmente el plan de asfaltado que aún no se ejecuta 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.