COMPARTE


Gran parte de la acera se ha desplomado y el hueco es más profundo. (Foto Noel Palencia)

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

Una vía de acceso en total deterioro y cuya bienvenida es un ilegal cementerio de animales, así como poca iluminación en cada uno de sus 13 poblados y carreteras algunas aún de tierra son parte de los problemas que atraviesa la parroquia Goaigoaza del municipio Puerto Cabello, denunciaron algunos de sus habitantes este viernes.

Estas dificultades y un sinfín de promesas incumplidas consideran los vecinos de poblados como La Quizanda, Cariaprima, Miquija, Goaigoaza, San Lorenzo, Mantuano, Caricuao, Villa Astrid y Parapeto, que son argumentos suficientes para aseverar que la referida parroquia vive de espaldas a la gestión de gobierno municipal porteño.

Desde la entrada hacia esos poblados fundados en cada tramo del cerro, los problemas empiezan. No solo con un insalubre cementerio de animales que expulsa olores nauseabundos, sino también con montañas de basura dejada allí por vecinos del sector y de otras zonas de la urbe porteña.

Alberto Herrera, taxista usuario de vía de acceso hacia los referidos poblados, denunció la presencia de una media docena de enormes huecos al borde de la carretera. Fallas que han sido, por años, escenario perfecto para peligrosos accidentes que ponen en riesgo no solo a los usuarios sino también a quienes residen al borde de la deteriorada vía.

Este paso no es el único en precario estado. La carretera que conduce hacia la zona más agrícola de la jurisdicción, El Mantuano, es de tierra. Sí, de tierra, en pleno siglo XXI y a manos de un gobierno socialista, condenó José Ramos, habitante de un caserío aledaño a los sembradíos de cacao.

El muro de San Lorenzo sigue en espera

En noviembre de 2014 las intensas lluvias que azotaron el martes 11 a la ciudad, afectaron a la comunidad de San Lorenzo, pues la crecida del río hizo que el muro de contención que está ubicado en la calle 2 del sector, cediera y como consecuencia socavara parte de la vía.

El terreno se desplomó y se formó un pozo de aproximadamente cuatro metros de profundidad, lo que dejó en el aire la carretera y el paso peatonal.

Tras el incidente, autoridades del gobierno municipal porteño realizaron una inspección en la zona y prometieron la pronta reparación del muro de contención. Pero ahora en enero de 2015, lo único nuevo es que gran parte de la acera se ha desplomado y que el hueco creado por el socavamiento de las aguas es ahora más profundo.

Obras que no llegan ni a la plaza

Tan abandonada y carente de obras de interés social está esta parroquia que la plaza Bolívar de su poblado homónimo se encuentra en tan precarias condiciones que ya no es apta para su uso y disfrute.

La oscuridad así como en las calles de los casi 13 pueblos que conforman esta zona del municipio porteño también se apodera de este espacio abierto que hasta hace poco era escenario dilecto para conversar una tarde entre amigos y vecinos.

Como la plaza, en el cementerio también se percibe la indolencia gubernamental. Anualmente su operatividad está supeditada a una denuncia por parte de los vecinos y un plan de limpieza sacado de un sombrero de mago que en dos días lo deja totalmente limpio, para luego desaparecer hasta una nueva protesta pública a cargo de la comunidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.